viernes, 28 de diciembre de 2007
Nuestra semana en Filipinas


Bienvenida al Hospicio de San José


22/11/2007

Por fin ha llegado el gran día, hoy a las 21:00 salidos de Bilbo rumbo a Madrid. A la tarde hemos ido a recoger e Ander al cole y todos sus compañeros nos han hecho muchísimas preguntas: cuando traeremos a Ashley, si es como en la foto que Ander llevó a clase, si en Filipinas hace calor.... Y no es de extrañar, nuestro hijo estas últimas semanas no ha parado de contarles que quedan muy pocos días para volar a Filipinas. Está súper emocionado.
En Madrid pasamos la noche en casa de unos tíos.


23/11/2007

Después de pasar el día paseando por Madrid llegamos a la Terminal 1 de Barajas donde nos espera el avión que nos llevará a Doha. Salimos a la 21:30 y llevamos a las 6:30 hora local (6 horas de vuelo). Entre las comidas que nos dan (no pensábamos que estarían tan bien), ver un poco la tele y oír algo de música las horas se nos han pasado rápido. Eso sí, no hemos dormido nada y se empieza a notar el cansancio. El mejor Ander, estos niños duermen en cualquier sitio y en cualquier posición.


24/11/2007

El Doha la temperatura es de 26ºC y ya es de día. Menudo choque pues estos días atrás hemos llegado al bajo cero en Ordizia. Está bien para ir acostumbrándonos.

El primer gran contraste lo vivimos en este momento. La gran mayoría es gente asiática, cada uno con sus atuendos que son de lo más variado. Allí el “exótico” es Ander, mucha gente le mira y le hace algún cuento.

Puerta de embarque: 10. Nos imaginamos que todas esas personas (la gran mayoría mujeres) son de Filipinas y ello nos hace sentir más cerca de nuestro hijo. Imposible explicar la sensación: paz, cercanía, agradecimiento a este país…

El vuelo (dura 9 horas) mejor de lo que esperábamos. Hemos dormido un poco y se nota. Ander se ha meado en una de sus siestas. Gracias a los consejos de la tía Mireia llevábamos ropa de repuesto así que no ha pasado nada. Los que viajáis con niños acordaros del detalle.

Llegamos a Manila a las 22:45. En el avión todos íbamos con algo de manga larga pues con el aire acondicionado hacía fresquito. Nada más parar el avión, la mujer que se sentaba a mi lado se ha quitado el abrigo. Eso me ha chocado pero cuando he bajado del avión lo he entendido perfectamente: hace un bochorno…

En el aeropuerto, después de llevar a cabo todos pasos que tan bien nos explicó Enrique (recomendable llevar la chuleta), llegamos a la salida donde nos está esperando nuestra guía y traductora en este maravilloso viaje. Es una mujer con la que hemos congeniado muy bien desde el primer momento y ha sido una suerte poder contar con ella.

Nos llevan a casa (os recuerdo que nos vamos a alojar en el apartamento que tiene un amigo nuestro en Makati, justo en frente de la embajada española. Él es cocinero, vive en el Hotel punta fuego (Batangas) y el apartamento está libre) y nos encontramos con la tarjeta de Mikel dándonos la bienvenida (Mabuhay to Philippines). Ya me empiezo a emocionar y mira que yo no soy así, pero este viaje….. Resulta que Mikel y nuestra acompañante son amigos, el mundo es un pañuelo, y podemos hablar con él. Puffff…

Nos acostamos a la 1 de la mañana. Mis hombres duermen de un tirón pero yo me despierto a las 5 y no hay manera de dormir. Mi cabeza no puede parar y sigue recordando todo lo vivido estas últimas horas.


25/11/2007

Día de relax y aclimatación al bochorno. Damos un paseo y entramos en unos inmensos centros comerciales. Aquí por lo menos estamos más fresquitos pero por si acaso llevamos unas chaquetas para no pillar ningún resfriado. No queremos utilizar el botiquín que nos han preparado Paula y Jose Luis.

A la tarde descubrimos que muy cerca de casa hay un parque para niños. Qué bonito ver jugar a Ander con niños filipinos.

Nos acostamos a las 9. Tenemos que descansar pues mañana es el GRAN DÍA. Ese ALGO BUENO VIENE QUE TARDA está a punto de llegar y así nuestro sueño desde hace varios años se hará realidad.



Primera foto del Aita Josu con Ashley



26/11/2007

No hemos pegado ojo. El único que ha dormido es Ander.

Llegamos al Hospicio a las 8:30 de la mañana. En la entrada hay una pizarra en el que están escritos nuestros nombres a tiza. En ella nos dan la bienvenida. Enseguida llegan 2 asistentas sociales, se presentan y nos llevan a la nurserie. Allí es donde vemos por primera vez a Ashley. Se acaba de despertar. Le dan una foto en la que aparecemos lo 4 y nos empieza a señalar.

Está claro que han hecho un buen trabajo con los álbumes que hemos mandado y no nos ve como extraños. La mejor palabra para expresar cómo nos sentimos es, con perdón, acojonados. Él, en cambio, a los pocos minutos está en brazos de Josu y al rato riéndose de las monerías que le hace Ander. Increíble. Aquí tengo que decir que Ander se ha portado como nunca esta semana, ha sido una gran ayuda y ha desempeñado muy bien el papel de hermano mayor.


Primera foto de los cuatro juntos


A las 9:00 se celebra una misa en la que oficialmente nos “dan” a Ashley. En ella, además de mostrarnos unas diapositivas de nuestro hijo, bastantes personas se despiden públicamente de él y después nos toca decir a nosotros unas palabras. Menos mal que el que habla es el “microondas” pues yo soy incapaz de articular palabra y a día de hoy no recuerdo lo que dijo.
Acto seguido nos invitan a merendar (fideos y pan de arroz: buenísimos). Les damos nuestros regalos y ellos nos dan un CD con fotos de Ashley y un álbum de fotos que nos vuelven a demostrar lo bien cuidado y querido que ha sido nuestro hijo en el Hospicio San José. Todas escriben unas palabras de despedida al final del álbum. Después nos hablan de Ashley: cómo es, lo que come, que hace a lo largo del día…. Durante todo ese rato el pitufo está dormido en brazos de Josu y después en los míos.


Amatxo Olatz con sus peques, en la merienda


Y llega la hora de la despedida. Él parece que no se entera de nada, pero ahora que le conozco más recuerdo esa carita y sé que se encontraba muy triste…

Vamos directo a un centro comercial a comprar algo de ropa, pañales y después decidimos dar un paseo por el parque para despejarnos y poder ir asimilando todos estos cambios. Como bien dice Mari la adaptación es una calle de doble sentido y todos los miembros de la familia tenemos que adaptarnos, no sólo el recién llegado.


Calamba city


27/11/2007

Hoy visitamos Calamba City y más concretamente el Hospital donde nació nuestro hijo. Esta parte de Filipinas no tiene nada que ver con Makati. En vez de rascacielos hay chabolas y la gente es mucho más sencilla. Aquí también nos tratan muy bien. Esa es la sensación que hemos tenido en la semana que hemos estado en Filipinas: para nada nos han hechos diferentes, hemos estado como en casa.

Ashley comienza a tener fiebre y damos uso al paracetamol del botiquín (gracias gallegos).


Ashley, 28/11/2007



28/11/2007

Ashley a tenido mucha fiebre a la noche y hoy a la mañana le hemos llevado a la pedriatra. Parece que tiene gastroenteritis aunque todavía no ha empezado a echar nada.


28/11/2007


A la mañana hemos estado con Mikel, un encanto de chico. Por un momento nos hemos olvidado de que estamos en Manila. Y a la noche ha ocurrido lo mismo cuando hemos ido a cenar a casa de nuestra guía y traductora. Qué familia tan especial…


En casa de Mikel


Nos damos cuenta de que a Ashley le gusta andar dentro de casas pero en la calle prefiere estar en brazos. En el hospicio nos decían que sólo le sacaban ½ hora a l día. ¿Será por eso?


29/11/2007

Hoy es día de visitas.

A la mañana hemos ido al consulado. Visita de 5 minutos. El canciller nos ha entregado los documentos que nos tenía que dar y hasta luego. No hemos podido conocer a Clarise pues está de vacaciones, por cierto, en España.


En el famoso banco del ICAB y con John


Después toca conocer los bancos de madera del ICAB. Qué momento tan especial. John es un chico encantador que no ha puesto ninguna pega para responder a todas las preguntas que le hemos planteado. Le hemos enseñado las fotos de la kedada de Galicia y Casteldefels y cómo se acordaba de los niños (Biel, Jest, Dennis, Kyle, Pepote, Hugo, Jesson, Joseph, Victoria….) Además los nombraba con su apellido. Buena memoria.


Los dos hermanos, Ander y Ashley


A la tarde, mientras pasamos el rato en Glorieta, Mikel nos avisa del “intento” de golpe de estado y nos ha aconsejado que pasemos la tarde en el apartamento y a la noche su jefe nos invita a cenar en su casa (vive en frente). Alfredo, otro chico encantador que nos ha hecho sentir como en casa. Hasta había comprado caramelos para Ander. Yo creo que estando fuera estas todos estos detalles se valoran el doble o más…


Nuestro querido Fray Andrés



30/11/2007

A la mañana visitamos Intramuros y aprovechamos para comprar souvenirs para la familia y amigos. Paseando por allí veo una estatua con una cara conocida: es Fray Andrés de Urdaneta junto con Miguel López de Legazpi. Este hombre fue nuestro guía, el que nos “orientó” y nos hizo ver que en Filipinas nos aguardaba alguien muy especial. Este momento no se puede quedar sin foto.

A la tarde, para variar, paseito por los centros comerciales. Ashley por primera vez ha estado correteando por el parque. Su padre dice que mañana seguro que tiene agujetas. Este chico no pierde el sentido del humor…. Y menos mal.

Sabemos que mañana volvemos a casa. Así como el lunes estábamos deseando que llegase este día, ahora comentamos que no nos importaría quedarnos una semana más. Eso sí, fuera de Makati y viendo y disfrutando de todas esos lugares de las que nos ha hablado Mikel.


1/12/2007

Nos levantamos prontito, cerramos maletas y esperamos a que nos vengas a buscar.


El dormilón de la casa (01/12/2007)


En el trayecto hemos estado hablando con Mikel por el móvil. Las despedidas son muy tristes y más si te han tratado tan bien. Hablamos de que de aquí a algunos años volveremos: nuestro hijo tiene que conocer a su país de origen, a las cuidadoras del Hospicio San José, A John , Mikel, nuestra acompañante…. Nosotros estaremos más tranquilos y seguro que disfrutaremos más la segunda vez que volvamos.

Al aeropuerto, como he oído muchas veces, es mejor ir con tiempo pues es increíble la cantidad de controles que hay que pasar. Aconsejo llevar zapatos sin cordones (quitar y poner en un plis-plas) y lo del cinturón vosotros veréis (os lo harán quitar). El avión sale a las 15:35


2/12/2007

El viaje ha sido agotador. Ander se ha portado muy bien, menos mal. Ashley está acostumbrado a que la persona que le tiene en brazos esté de pie. Si no es así, se enfada y empieza a llorar. Al final se ha ido acostumbrando pero Josu y yo no hemos podido descansar nada y estamos hechos polvo. Llegamos a Bilbo a las 14:00 y allí no espera mi cuñado que nos lleva a casa de los aitas pues nos han preparado la comida. Lo que menos nos apetece es comer, pero tienen ganas de conocer al niño.

A la tarde, tan pronto como llegamos a casa, tenemos visita de la otra parte de la familia. Jornada dura.


3/12/2007

Después de dormir 12 horas seguidas, ahora si que podemos decir que YA ESTAMOS EN CASA!!!!







Olatz, Josu, Ander y Ashley




Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:50 a. m. | Permalink |


0 Comments: