martes, 22 de enero de 2008
Sólo dos hijos adoptivos han pedido en Castilla y León encontrar a su familia biológica desde el 2005


Servicios Sociales ha facilitado los expedientes a dos mujeres de 18 años de Valladolid y Zamora desde que regulara el acceso a la historia personal hace dos años

Hace apenas dos décadas, los padres adoptivos solían ocultar que sus hijos no eran biológicos. A veces, incluso, a ellos mismos y a familiares cercanos. Esta tendencia ha cambiado por completo. La adopción, sobre todo la internacional, se ha disparado, la normativa se ha actualizado, los expertos coinciden en la conveniencia de comunicar a los niños que son adoptados desde un principio y, desde hace dos años, la Junta ha regulado el acceso al expediente de protección. El Decreto 37/2005 reconoce el derecho a conocer los propios orígenes cuando la persona adoptada llega a la mayoría de edad o en cumplimiento de una orden judicial.

Desde entonces, sólo dos personas han demandado a la Junta tal mediación para conocer a sus padres biológicos. Ambas son mujeres, recién cumplidos los 18 años, una de Valladolid y otra de Zamora. Además, hay tres solicitudes de parientes de adoptados que tratan de localizar y contactar con ellos, dos de Segovia y uno de Salamanca. En estos casos, cuando los afectados cumplan su mayoría de edad podrán tener acceso a los datos de su historia personal.

Establece así en esta normativa la Gerencia de Servicios Sociales los mecanismos para la investigación, identificación y localización de las personas pertenecientes a los progenitores de origen.

La mediación también incluye actuaciones encaminadas a obtener o acreditar el consentimiento de los padres biológicos para facilitar datos o gestionar un encuentro.

La complicación de los expedientes de la adopción internacional impiden extender a este ámbito la mediación administrativa; aunque la Junta podrá facilitar también al interesado cuantos datos obren en su expediente aunque son limitados.

Son los nacidos antes de 1989 los que ya han cumplido la mayoría de edad y podrían solicitar en la actualidad contactar con sus progenitores. En aquellos años, aunque variables, las solicitudes anuales eran de medio centenar.


159 casos

Desde el 2004 hasta la actualidad, son 159 los niños españoles adoptados y 239 las solicitudes presentadas. Hasta los años 90 la espera para adoptar a un menor de nacionalidad española era de en torno a los tres años, actualmente ha llegado a los ocho debido a la escasez de pequeños cedidos en este sentido dado además el incremento de apoyos y medidas sociales para mantener al niño en su entorno familiar.

En el año 2007, hasta el pasado mes de junio, Servicios Sociales ha recogido 34 solicitudes nuevas y ha atendido a 14 familias a las que se les ha asignado niño. Por provincias, es Valladolid la que destaca por presentar mayor número de demandas presentadas con trece, seguida de Burgos, Palencia y Segovia, con cuatro cada una.

A mediados de la década de los noventa, la adopción internacional, por mejoras en su tramitación y regularización además de por un avance social en este tipo de acogimientos, comenzó a incrementarse de forma llamativa. La recepción de menores chinos, lo más habitual, se triplicó entre 1998 y el 2002.

Después de años de receso al incrementarse la internacional por resolverse además en periodos de tiempo mucho más cortos, la nacional vuelve a tomar protagonismo y la tendencia actual es la del aumento del número de solicitudes, según destacan fuentes de la Consejería de Familia. Así, desde el 2004, la demanda siempre está por encima de las cuarenta solicitudes. Las entregas registran un mayor número de peticiones para pequeños con características especiales, es decir, con algún tipo de problema físico o psíquico. Así, de los 159 solicitudes de estos últimos tres años, 85 pertenecen a este último grupo y 74 han sido niños sanos.

El número de niños nacidos en España cedidos en adopción ha aumentado en los últimos años debido al crecimiento de la inmigración. Los menores hijos de extranjeros pero nacidos en el país y cedidos en adopción entran dentro de la nacional. No obstante, la internacional sigue registrando muchas más solicitudes. Así, frente a las 34 presentadas para recibir un niño español, hay 215 para acoger a un pequeño de otros país. China, Etiopía, nepal y Rusia, por este orden, los los países de origen más demandados.


Ayudas

La solicitud para acceder a un menor de edad debe presentarse en las gerencias territoriales de Servicios Sociales. Tanto la página web de la Junta como las asociaciones facilitan información sobre los requisitos para poder adoptar. En el caso de la nacional, los futuros padres deben pasar un curso previo de formación y una valoración de su idoneidad antes de la asignación del pequeño. La familia puede optar por un bebé sano o por uno de riesgo o con características especiales. La siguiente fase es la de formalización del acogimiento por la propia Administración o a través del Juzgado, depende de si hay o no consentimiento de los padres biológicos. Posteriormente, hay un seguimiento del acogimiento, una propuesta de adopción y, finalmente, un auto judicial al respecto y la inscripción en el registro civil.

La adopción nacional es gratuita y la internacional requiere gastos importantes; aunque hay ayudas de la Junta al respecto.

Ana santiago
NortedeCastilla.es

Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:56 a. m. | Permalink |


0 Comments: