martes, 12 de febrero de 2008
Asturias suspende en adopción


El Principado tarda 18 meses en dar los permisos, denuncian las familias

«Estamos hartos de que nos tomen el pelo y, como la presión es lo único que mueve a los políticos, tenemos que movilizarnos ante la Consejería para que, de una vez, nos tengan en cuenta». Ésta fue una de las propuestas que se escucharon en la asamblea que celebró ayer en Gijón la Asociación Asturiana de Adoptantes (Asturadop) para agilizar los trámites de adopción en Asturias, una comunidad que está a la cola del Estado, con una media de espera de 18 meses -la ley marca un máximo de 6 meses- para conseguir del Instituto de la Infancia (Consejería de Bienestar Social) el certificado de idoneidad, el paso imprescindible para iniciar los trámites. Esta espera triplica la de comunidades como Madrid, País Vasco y Cataluña, que sí cumplen la normativa. La propuesta no llegó a concretarse, pero dejó patente el malestar de casi doscientas familias asturianas que esperan para poder adoptar en España o en el extranjero. El presidente de Asturadop, Joaquín García, explicó que la situación puede empeorar porque «el plazo de espera del certificado está subiendo debido a la ineficacia del instituto». Quien aspire a adoptar tiene que pasar dos entrevistas: una con una trabajadora social y otra psicológica. Ambas son minuciosas y pretenden comprobar la firmeza de la decisión, conocer las circunstancias individuales y familiares de quien quiere adoptar, así como su personalidad. Las adopciones individuales están prohibidas en muchos países.

Hasta ahora, estas entrevistas corrían a cargo de personal de la Consejería, y la nota de esperanza es el anuncio de que el servicio se va a externalizar y de que serán los respectivos colegios profesionales quienes otorguen el certificado de idoneidad. «Mañana, lunes, tenemos una entrevista con la directora de Infancia, Eva Sánchez, y esperamos que nos explique las medidas que están adoptando para agilizar los trámites», explicó el presidente de Asturadop.

A la demora en Asturias hay que añadir los problemas en los países de origen, por lo que el proceso se alarga hasta los 4 años. «Muchos países, como China, están endureciendo las condiciones de adopción. Kazajstan y Etiopía están tomando el relevo, pero son países muy inestables y es muy difícil», explicó García.

En Asturias hay casi 200 solicitudes de adopción, y la mayoría de las concretadas (13) es de China, Rusia (9) y Colombia (4).

Joaquín García fue reelegido en la asamblea de ayer, y forman la nueva directiva Santiago Rodríguez (vicepresidente), Marta Fernández (secretaria), Sara Álvarez (tesorera) y, como vocales, Belén Suárez Prieto y Stephan Trauth. El día se cerró con una fiesta.

Albina Fernández
LaNuevaEspaña.es


Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 4:14 p. m. | Permalink |


0 Comments: