miércoles, 20 de febrero de 2008
Declarado el estado de emergencia en la región este de Filipinas tras cinco muertos por riadas




Muchas familias continúan atrapadas en las zonas más afectadas, donde las carreteras están intransitables


Las autoridades de la provincia de Samar Oriental en el este de Filipinas declararon el estado de emergencia después de las inundaciones por las fuertes lluvias, que han causado al menos cinco muertos y más de 10.000 desplazados.

El gobernador provincial, Ben Evardone, aseguró hoy que muchas familias continúan atrapadas en las zonas más afectadas, donde las carreteras están intransitables, informó la televisión local GMA.

Agregó que un niño se encuentra entre las víctimas mortales, al menos una persona más fue está herida de gravedad y cientos de arrozales fueron destruidos en una de las áreas más pobres del país, unos 600 kilómetros al sureste de la capital.

Por su parte, la Administración de Servicios Atmosféricos, Geofísicos y Astronómicos de Filipinas (Pagasa) dijo que las lluvias continuarán hasta finales de semana y seguirán provocando riadas en toda la región de Bicol y las Visayas, al sureste de Manila.

El país sufre cada año inundaciones y corrimientos de tierra que dejan decenas de muertos, sobre todo durante la estación lluviosa a partir de mayo o junio.

A finales de 2006, cuatro tormentas de inusual intensidad anegaron varias zonas del sur de Luzón y ocasionaron fuertes inundaciones que se saldaron con más de 1.300 fallecidos, casi tres millones de afectados y medio millón de casas destruidas.


Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 5:15 p. m. | Permalink |


0 Comments: