martes, 20 de mayo de 2008
Un libro repasa la vida de un héroe filipino nacido en el País Vasco



Dentro de los actos del 500 aniversario del nacimiento de Andrés de Urdaneta, el escritor José Ramón de Miguel presentó ayer en Ordizia el libro 'Urdaneta y su tiempo', una completa biografía del navegante. 'A Urdaneta se le dejó de lado por no ser un conquistador al uso, porque no entró a sangre y fuego en los países de América', razona el autor el desconocimiento de la figura de Urdaneta, descubridor de la ruta marítima que cambió radicalmente la historia de Filipinas y Acapulco, en el norte de México, en el siglo XVI.

Ordizia, Gipuzkoa. El escritor José Ramón de Miguel presentó ayer en la Casa de Cultura de Ordizia el libro 'Urdaneta y su tiempo', acompañado por José Miguel Santamaría, alcalde de la localidad natal del marino, y Mikel Aramendi, autor de la versión en euskera. El libro repasa las dístintas etapas de la vida del navegante y cosmógrafo vasco, que durante el siglo XVI exploró y marcó impronta en Filipinas al descubrir la ruta del llamado 'Tornaviaje', un camino de vuelta entre Filipinas y América.

'Mi primera intención era elaborar simplemente un estudio técnico del viaje en el que Urdaneta descubrió la ruta, pero poco a poco me fui interesando cada vez más en el personaje', explica a EuskalKultura.com el autor. De Miguel afirma que Urdaneta no fue un 'conquistador al uso' y que al ser bilingüe en euskera y castellano, tuvo mayor facilidad para aprender las lenguas de los pueblos con los que contactaba, como el malayo, y así entrar en contacto con otras culturas. 'Desde la primera expedición, siempre era de los primeros en bajar a tierra y reunirse con los nativos', cuenta de Miguel.


'Heroe nacional en Filipinas'

Si bien los actos del 500 aniversario del nacimiento del ordiziarra están realizando una gran labor en la tarea de dar a conocer su figura, no deja de ser llamativo el relativo desconocimiento existente en su propia tierra sobre la vida de este hombre que es considerado 'un héroe nacional' en Filipinas. 'Él fue el factotum del asentamiento del castellano en Filipinas, y también fue él quien descubrió Acapulco como puerto base de las expediciones del Galeón Manila'.

Y es que la ruta del Tornaviaje que descubrió Urdaneta fue tan importante para el comercio y la navegación de la época que 'puso en el mapa' puertos como Manila, Acapulco o El Callao, en Perú. En unos años en los que los reinos de Castilla y Portugal se disputaban el dominio del mundo en el mar, Urdaneta logró una hazaña histórica al descubrir la ruta, reto en el que habían fracasado cuatro expediciones anteriores, según relata de Miguel. Ahora, las cuatro ciudades históricamente unidas a su nombre --Ordizia, Manila, Acapulco y El Callao-- proyectan hermanarse en recuerdo al explorador.



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:29 a. m. | Permalink |


0 Comments: