lunes, 16 de junio de 2008
La escasez mundial de arroz amenaza a 1000 millones de personas




El "frenesí de biocombustibles" y otras políticas erróneas llevaron a la crisis alimentaria global en la que el consumo de arroz supera la producción, amenazando a 1.000 millones de personas de malnutrición.

Los especialistas advierten que los agricultores deberán duplicar la producción alimentaria global hacia 2030 para satisfacer la creciente demanda, y dijeron que los países deberán imponer una moratoria sobre el etanol y el biodiesel producidos a partir de granos, para detener la disparada de los precios del maíz, arroz, soja y trigo.

"Por primera vez, es claro que estamos consumiendo más arroz del que se produce globalmente", dijo Robert Zeigler, director del International Rice Research Institute, con sede en Filipinas.

"En perspectiva, esto es insostenible", dijo a los periodistas en una conferencia telefónica. "Tenemos una demanda que crece incontenible, y la demanda es alentada por la población (y) el crecimiento económico".

Joachim von Braun, director general del International Food Policy Research Institute de Estados Unidos, aludió a "importantes fracasos en las decisiones políticas", en el centro de la crisis, en la que la disparada de los precios provocó violentos disturbios y riesgo de hambruna en países pobres, que llevaron a Naciones Unidas a llamar a levantar la prohibición de exportar granos.

Uno de los mayores problemas fue la errónea respuesta a los altos precios de la energía con la promoción de biocombustibles a base de granos, dijeron los expertos. "Todos conocemos el frenesí de biocombustibles que distorsionaron los mercados de granos", dijo Zeigler.

El y von Braun apoyan una moratoria sobre la producción de combustibles a base de granos o derivados de oleaginosas pero no para los producidos a partir de caña de azúcar. "Nuestros modelos de análisis sugieren que si se dictara una moratoria sobre biocombustibles en 2008, se podría esperar una reducción de precios del maíz de cerca de 20% y del trigo de 10% en 2009 y 2010," dijo von Braun.

Miles de millones de dólares han sido destinados a la producción de etanol y biodiesel para sacar a las economías ricas de su adicción a los combustibles fósiles, principal origen del calentamiento global provocado por el hombre. Los expertos dicen que otra política errónea ha sido la prohibición de exportaciones de granos en países como Filipinas, el exportador número dos de arroz.



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:26 a. m. | Permalink |


0 Comments: