lunes, 28 de julio de 2008
Desarticulada una falsa ONG que vendía supuestas adopciones





La red cobraba 20.000 euros a cambio de niños guineanos

La adopción frustrada de una niña guineana por parte de una familia de Jaén ha permitido a la policía desarticular una red que, utilizando como tapadera una Organización no Gubernamental (ONG) ficticia y denominada África Negra, daba en adopción a niños de Guinea Ecuatorial. Dos ciudadanos de ese país africano, el cabecilla de la red -afincado en Granada- y la abuela de una menor guineana han sido detenidos tras cobrar casi 20.000 euros a una familia jiennense a la que garantizaron el acogimiento de una menor de dos años y medio. También el matrimonio de acogida fue detenido. Todos ellos están en libertad con cargos.

La policía ha constatado la existencia de otros cuatro casos, tres de ellos en Granada y otro más en Jaén, aunque en este último no existen cargos porque el acogimiento familiar ya se ha convertido en permanente al haberse superado los plazos que marca la normativa.

La investigación de esta trama se activó por una denuncia interpuesta hace menos de dos meses por la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía. La red prometía a las familias adopciones rápidas, disminuyendo sensiblemente los plazos legales y la burocracia necesaria, utilizando para ello el sistema de acogimiento familiar, aunque siempre al margen de los cauces que marca la legislación.

Según adelantó ayer Diario Jaén, el modo de operar de esta red era hacer llegar a los niños a España acompañados de un familiar, por medio de un visado de turistas, y, antes de los tres meses, el familiar desaparecía y dejaba a los niños. La familia ponía el caso en conocimiento de la Junta de Andalucía, que abría un expediente de desamparo del menor y le daba el acogimiento temporal. Así esperaban a que se consolidara el proceso para alcanzar la adopción definitiva.

La Junta de Andalucía empezó a sospechar cuando una familia de Jaén comunicó que la abuela de una niña traída hasta su domicilio, después de haber pagado casi 20.000 euros para optar a un acogimiento, se había marchado dejando allí a la menor. "Inmediatamente nos dimos cuenta de que había una actuación irregular y que los cauces seguidos no se correspondían con la legislación internacional en materia de adopción, por lo que se abrió una investigación y denunciamos los hechos ante la policía y la Fiscalía de Menores", explicó ayer Carmen Belinchón, directora general de Infancia y Familia de la Junta andaluza, que admite que su departamento no tiene conocimiento de la supuesta ONG utilizada como tapadera por los componentes de esta red.

La policía cree que al frente de toda la trama se encuentra Generoso María M. M., un ciudadano guineano con nacionalidad española y residente en Granada. En teoría, los pequeños venían para disfrutar de unas vacaciones o someterse a algún tratamiento médico, y para ello solicitaba a las familias interesadas que adelantaran el dinero para sufragar los viajes y otros trámites burocráticos.

El Juzgado de Instrucción número 2 de Jaén se ha hecho cargo de la instrucción de las diligencias de este caso.

Ginés Donaire
ElPais.com

Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:45 a. m. | Permalink |


0 Comments: