lunes, 11 de agosto de 2008
La presidenta de Filipinas destaca el progreso económico de su gestión



La presidenta de Filipinas, Gloria Macapal Arroyo, afirmó, en su discurso sobre el estado de la nación, que su gestión, salpicada por escándalos de corrupción, ha llevado al país hacia la mejor etapa de progreso de las últimas décadas


Macapagal Arroyo, quien según los sondeos de opinión es la jefa de Estado filipina más impopular desde que se instauró la democracia hace 22 años, enumeró casi uno a uno los proyectos de irrigación, hospitales, caminos, y puentes que su Gobierno ha inaugurado.

"Es un momento crucial de nuestra historia. Unos pocos meses atrás concluimos 2007 con el mayor crecimiento económico en una generación", señaló la presidenta en un discurso televisado, que fue interrumpido, en ocasiones, por los cortes de la señal debido a una tormenta tropical.

En su intervención, la presidenta, a quien le quedan por delante menos de dos años de mandato, intentó demostrar que sus acciones al frente del Gobierno han aliviado la pobreza y a superar la subida de los precios de los alimentos y combustibles,

"Gracias a las duras decisiones, la crisis global no nos ha atrapado faltos de preparación e indefensos", dijo la mandataria, ahora bajo presión social para que reduzca los impuestos.

En marzo, el Gobierno admitió que pese a las medidas económicas, la cifra de personas que viven por debajo del umbral de la pobreza ha crecido hasta los 27,6 millones -30 por ciento de la población-, desde los 23,6 millones que había en 2003.

Filipinas, rica en yacimientos minerales y con casi 90 millones de habitantes, era vista hace tres décadas como una de la economías de Asia con mayor potencial, pero hoy su nivel de progreso es menor que el de países de la región como Malasia, Singapur, o Tailandia.

Los economistas estiman que en 2008 la economía de Filipinas, país donde la clase política tiene vastos intereses empresariales, crecerá en torno a un 5,1 por ciento, por debajo del 7,3 por ciento del año pasado.

En 2007, la inversión directa extranjera en Filipinas alcanzó los 2.930 millones de dólares, cantidad muy por debajo a la que captó Vietnam y que se aproximó a los 20.000 millones de dólares.

Macapagal Arroyo admitió que el mayor reto de su Gobierno es asegurar que la economía de Filipinas registre un crecimiento sostenible ayudada por la inversión domestica y extranjera.

La apreciación del peso y el aumento de los ingresos mediante una intensa campaña de identificación de contribuyentes, han permitido al Gobierno de Macapagal Arroyo reducir la deuda exterior, equilibrar el presupuesto y aumentar el gasto público.

Arroyo, ex profesora de economía, apuntó que Filipinas, que importa la mayor parte del petróleo que consume y es a su vez el mayor importador mundial de arroz, debe convertirse en un país autosuficiente y depender menos de la energía.

"Nuestras agencias gubernamentales ya han recortado en un 10 por ciento su factura de energía", dijo la mandataria.

Desde que asumió la jefatura del Estado tras la caída en 2001 del ex presidente Joseph Estrada, Macapagal Arroyo ha salido airosa de tres intentos de destitución, y ha sorteado crisis abiertas por la renuncia de ministros, motines militares, intentonas golpistas y la constante presión de las manifestaciones multitudinarias que se celebran para exigir su dimisión.

Los escándalos por corrupción, el último a raíz de un contrato multimillonario entre la administración y una compañía china de telecomunicaciones, erosionó aún más la imagen de la presidenta al conocerse la implicación de su marido, José Miguel Arroyo.

Un sondeo de opinión efectuado por la firma "Pulse Asia" y publicado el pasado marzo, reflejó que el 57 por ciento del total de casi los 90 millones de filipinos, desconfiaban de la presidenta Macapagal Arroyo.

A pesar de que las reformas económicas han sido impopulares, sobre todo la aplicación del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) a un mayor abanico de bienes de consumo, la presidenta mantiene que eran necesarias.

"Por un lado, el resultado ha sido cosecharme mayor impopularidad", reconoció Macapagal Arroyo durante su discurso.




Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:38 a. m. | Permalink |


0 Comments: