lunes, 4 de agosto de 2008
El Banco Central de Filipinas admite que los inversores extranjeros se están marchando del país



Las empresas extranjeras están retirando gradualmente sus inversiones en proyectos en Filipinas, preocupadas por la ralentización del crecimiento económico y la escalada de la inflación, reconoció hoy la autoridad monetaria central del país.

En mayo y por tercer mes consecutivo, un total de 158 millones de dólares en capital extranjero salieron de Filipinas, que llevaron la cifra total de desinversión en lo que va de año a casi 272 millones de dólares, según datos del Bangco Sentral ng Pilipinas (BSP).

La cifra contrasta con los 1.680 millones de dólares que entraron en el país en los primeros cinco meses de 2007.

El gobernador del BSP, Amando Tetangco, atribuyó la crisis a los crecientes precios del petróleo y de muchos artículos básicos, los malos resultados trimestrales de varias grandes empresas locales y el debilitamiento del peso frente al dólar.

Pese a esta situación, miembros del Senado instaron la semana pasada a las empresas extranjeras a marcharse de Filipinas si no les gusta como el Gobierno administra la economía.

Algunos senadores llegaron a increpar a los representantes de las cámaras de comercio de Estados Unidos, Europa y Japón, entre otras, por haber recomendado a las autoridades locales la privatización del sector energético a fin de mejorar la competitividad del país.

Filipinas, una de las economías menos desarrolladas del Sudeste Asiático, atrajo el pasado año inversiones de capital extranjero por valor de unos 2.500 millones de dólares, mientras Vietnam logró más de 15.000 millones.



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:00 a. m. | Permalink |


0 Comments: