martes, 5 de agosto de 2008
Las precarias infraestructuras frenan los objetivos turísticos de Filipinas




Filipinas no logrará su objetivo de atraer a cinco millones de turistas extranjeros antes de 2010 por sus deficientes infraestructuras y obsoletos aeropuertos, admitió hoy el secretario de Turismo filipino, Joseph Durano.

Pese a la cantidad y calidad de muchos de sus playas, como la de la paradisíaca isla de Boracay, y el dominio del inglés entre la población, Durano expresó su frustración por que el difícil acceso a la mayoría de los lugares.

Esta circunstancia, afirmó, impide a Filipinas despegar como destino turístico al nivel de Tailandia o Vietnam, dos de sus países vecinos, o Indonesia, también un vasto archipiélago.

"Tenemos que mejorar nuestras capacidades si queremos competir de verdad con nuestros rivales", explicó el ministro en una nota.

Un ejemplo de los deficientes recursos es la nueva terminal del aeropuerto internacional de Manila, cuya inauguración estaba prevista para finales de 2002, pero permanece inutilizada por una disputa legal entre el Gobierno y el consorcio alemán que lo construyó.

Con capacidad para trece millones de pasajeros anuales, la tercera terminal internacional iba a sustituir al vetusto recinto desde el que actualmente operan todos los vuelos, excepto los de la compañía Philippine Airlines.

Pero cuatro años después, las instalaciones sufren desperfectos y problemas estructurales a causa de la inutilización, y recientemente se desplomó parte del techo.

Algo más de tres millones de turistas visitaron Filipinas en 2007, un aumento del 8,7 por ciento respecto al año anterior, y el Gobierno espera llegar en 2008 a los 3,3 millones.

Los visitantes procedieron en su mayor parte de Corea del Sur, Estados Unidos y Japón.

El turismo dejó ingresos en 2007 por valor de 4.890 millones de dólares, lo que supuso un alza del 41 por ciento respecto a 2006.


Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:28 a. m. | Permalink |


0 Comments: