lunes, 6 de octubre de 2008
Malos datos para los niños con cáncer



La situación es especialmente difícil en Bangladesh, Senegal, Tanzania, Vietnam y en Filipinas, donde cinco años después del diagnóstico sobreviven entre el cinco y el diez por ciento de los niños.


En países pobres los niños enfermos de cáncer tienen pocas posibilidades de sobrevivir, porque no reciben o reciben la medicación de manera insuficiente y tampoco tienen acceso a otras terapias, informó un grupo internacional de investigadores en la revista científica "The Lancet Oncology" (Numero 9, pág. 721).

Esto es especialmente trágico porque en general el cáncer es revertible en niños y en los países afectados serían suficiente pocos esfuerzos para mejorar sensiblemente la situación. Por lo tanto, las posibilidades de supervivencia de niños enfermos de cáncer tiene relación directa con el presupuesto que los países destinan per cápita a la salud, así como al Producto Bruto Interno y al Ingreso Bruto Nacional.

También la cantidad de médicos y enfermeras asignadas por cada 1000 habitantes incide en las posibilidades de supervivencia de niños enfermos de cáncer, informaron los científicos Raul Ribeiro del hospital "St. Jude Children's Resesarch" en Memphis, en el estado de Tennesseee. La situación es especialmente difícil en Bangladesh, Senegal, Tanzania, Vietnam y en Filipinas, donde cinco años después de un diagnóstico de cáncer sobreviven entre el cinco y el diez por ciento de los niños.

En comparación, en otros países occidentales como Alemania por ejemplo, la tasa de supervivencia pasados cinco años del diagnóstico está en el orden del 75 por ciento, según datos del registro de cáncer en niños. En Ucrania y Venezuela sobreviven entre un 50 y un 60 por ciento de los pequeños pacientes que sufren de cáncer. La tasa de supervivencia de niños con cáncer en Egipto, Honduras y Marruecos se ubica en el orden del 30 y 40 por ciento.

Los científicos realizaron entrevistas con médicos y otros colaboradores del ámbito de la salud que se ocupan de la calidad del cuidado de niños con cáncer en los diez países. Entre otras preguntas, interrogaron acerca de la cantidad de pacientes que están internados en las respectivas clínicas, cuántos médicos y enfermeras están destinados a la atención del paciente, qué medicación reciben los pacientes y qué procedimientos diagnósticos y de tratamiento reciben. En base a estos datos y a la cantidad de niños que enferman de cáncer por año en cada país estimaron las posibilidades de supervivencia.

Los científicos plantean que para mejorar la atención debería realizarse alianzas entre el gobierno, instituciones públicas y privadas y asociaciones médicas. En Marruecos se lograron grandes progresos gracias a un programa de asociación entre una clínica estadounidense y la entidad franco-africana de niños que padecen cáncer. Por otra parte, en dicho país la colaboración con organizaciones no gubernalmentales locales se produce de manera exitosa. Estas organizaciones apoyan a las familias afectadas tanto en lo económico como en lo psicosocial, pero focalizan sobre todo en concientizar a la población que el cáncer es curable en niños.



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 11:39 a. m. | Permalink |


0 Comments: