martes, 2 de diciembre de 2008
La demanda de adopción internacional en León es la más baja en cinco años



La Junta recibe una tercera parte de las peticiones de adopción del 2005, el año récord de expedientes con 98 casos. Vietnam y Filipinas focalizan este año las solicitudes leonesas de nuevas adopciones

La demanda de adopciones internacionales es la más baja en León en los últimos cinco años hasta el punto de que ha disminuido a una tercera parte de las solicitudes que la Junta recibió en el 2005, año que de momento tiene el récord de expedientes en la provincia, con un total de 98 casos. 

El descenso ya se empezó a notar de manera significativa el año pasado. Según datos de la sección de Atención a la Infancia de la Junta, hasta noviembre se han cursado 31 peticiones para adopción internacional, frente a las 55 contabilizadas en el 2007. El aumento de los tiempos de espera debido al volumen de solicitudes acumuladas en los últimos años y también las restricciones impuestas en los países hasta ahora de mayor demanda -China y Rusia- son las principales causas del descenso en las peticiones de adopción internacional, admite el gerente de Servicios Sociales de la Junta en León, Carlos Miller. 

Durante los años 2004, 2005 y 2006 se alcanzaron las cifras más altas en la demanda de adopciones internacionales en el departamento de Atención a la Infancia de León que tramitó 81, 98 y 87 solicitudes, el doble en cada año de las 47 que se habían registrado durante el 2003. 

Las medidas restrictivas de China y Rusia y la entrada en vigor de nuevos convenios bilaterales, han reorientado la demanda hacia nuevos países como Vietnam que, con diez solicitudes, ocupa ya el primer puesto en los expedientes que tramita la Junta en León. Por detrás se encuentran las solicitudes de adopciones en Rusia (6 casos), China (5), Etiopía (3), Colombia (3), Ucrania (2), Nepal (1) y República Dominicana (1). 

Pese al descenso experimentado, la adopción internacional es la vía preferida por las familias que se deciden a adoptar ya que la nacional ha aumentado el tiempo medio de espera en Castilla y León a ocho años y tres meses. Esta modalidad sólo recibió 11 solicitudes en León durante el 2007, tres menos que el año anterior. De esta manera, en Castilla y León las adopciones internacionales fueron cinco veces más que las nacionales: 203 sobre 40 expedientes formalizados. 

En ocasiones, las familias hacen doble espera. Desde el año pasado, además, es obligatorio que las personas que aspiran a adoptar pasen por un curso de formación, según una orden de la Consejería de Familia. 

«Las familias buscan transparencia en el proceso y rapidez», señala Susana Morales, responsable de la última entidad colaboradora de adopción internacional (Ecai) acreditada en Castilla y León tras diez años de experiencia en adopción internacional. ACI-Castilla y León está acreditada para intermediar en las adopciones con Vietnam y Filipinas. 

Pese a la preocupación mostrada por la Coordinadora de Asociaciones en Defensa de la Adopción y el Acogimiento sobre el riesgo de falsas adopciones y tráfico de menores en Vietnam y Nepal, actualmente una de cada cuatro solicitudes se dirigen al país del sudeste asiático. 

Una de las razones es que este país reconoce la adopción plena, frente a la simple, que es el modelo, entre otros países, de Filipinas. La adopción simple significa que «los vínculos legales del niño con su familia de origen no se rompen totalmente», que puede revocarse y que la situación jurídica no tiene efectos en España hasta que no se celebra una vista judicial para reconocer la adopción plena. 

Sin embargo, Filipinas sólo establece tres seguimientos posadoptivos en los seis primeros meses tras la adopción mientras Vietnam, que reconoce la adopción plena, establece dos seguimientos anuales en los tres primeros años y uno al año hasta la mayoría de edad de la persona adoptada. 

Etiopía es otro de los países emergentes en la adopción internacional. De hecho, en el 2007 se convirtió en el segundo país con más expedientes de idoneidad aprobados (14) en la provincia de León después de China (22) y por delante de Rusia (11), sobre un total de 64 que se informaron positivamente. 

«Cuando una familia inicia un proceso de adopción no existe ninguna garantía de que el fin se vaya a lograr, bien porque haya inestabilidad o guerra en el país, bien porque deciden cortar las adopciones», señala Noelia Pedrosa, delegada de Feyda, la entidad acreditada para Etiopía y Bolivia en Castilla y León. 

Bolivia es uno de los países que, al igual que Rusia, ha frenado el proceso de adopciones internacionales. En el caso de Etiopía, el proceso está sujeto a un acuerdo de colaboración, pero es no es firmante del convenio de La Haya sobre protección de la infancia y cooperación en materia de adopción internacional. 

Actualmente, las adopciones en este país africana se realizan a través de entidades colaboradoras como Feyda, pero hasta el 2005 hubo personas que realizaron la adopción por su cuenta a través de intermediarios en Addis Abeba, los llamados «etiocubanos», que dominan el español por haber estudiado becados en el país caribeño. 

Actualmente, cuando se produce la preasignación, la Ecai lo comunica a la Junta y después a la familia, que, de aceptar, tendrá que esperar un período de audiencia y una sentencia firme que decrete la adopción. Después, se viaja Etiopía para recoger al menor. El niño o la niña en adopción entran en España con pasaporte etíope y visado de reagrupación familiar. La familia tiene que iniciar los trámites para su inscripción en el Registro Civil. Etiopía exige seguimientos preadoptivos anuales hasta la mayoría de edad. 

En Castilla y León hay acreditadas otras dos entidades colaboradoras (Interadop y Niños sin fronteras) para Bolivia, China y Rusia e India y Nepal, respectivamente. El coste mínimo de los trámites que realizan las entidades colaboradoras ronda los 8.000 euros, sin incluir los gastos del viaje cuya duración varía de dos semanas en Etiopía a 45 días en Bolivia. Hay países, como Nepal, que exigen más de un viaje.

A. Gaitero León
Diario de León



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:59 a. m. | Permalink |


0 Comments: