martes, 14 de abril de 2009
Poesía en español en el metro de Manila



Los versos de Cernuda, Lope de Vega o San Juan de la Cruz acompañarán a los usuarios del bullicioso metro de Manila durante los próximos seis meses, en una campaña de fomento de la lectura lanzada hoy por el Instituto Cervantes de la capital filipina y la Embajada de España.

"Qué rápida la calle vista de golpe, los espejos de los autos multiplicados por el sol, qué sucio el aire: ¿y esto era el mundo?" es uno de los poemas de Gonzalo Rojas que ha sido adherido a las paredes del tren que recorre los 17 kilómetros y trece estaciones que hay entre Pasay y Quezon, dos de las ciudades que conforman la contaminada megalópolis de Manila.

"Si conseguimos llegar a un uno por ciento del medio millón de usuarios que coge a diario esta línea, nos sentiremos felices", dijo José Rodríguez, director del Cervantes de Manila, capital de un país donde el 22 por ciento de los adultos asegura leer al menos una vez a la semana y donde los libros más populares son La Biblia y las novelas de amor, según datos oficiales.

El metro ha prestado de manera gratuita este espacio, que habitualmente suele alquilar por unos 300.000 pesos al día, para colgar los poemas en inglés y español de quince poetas españoles, filipinos y latinoamericanos, desde el líder de la independencia José Rizal a Jaime Gil de Biedma o Luis García Montero.

También se han incluido las lecturas más apreciadas por los viajeros en la primera edición de la iniciativa, lanzada el año pasado.

"Tu risa", de Pablo Neruda; y "Tú justificas mi existencia", de Luis Cernuda, tocaron la fibra sensible de los manileños, a juzgar por el número de referencias que aparecieron en blogs y fotologs (bitácoras colgadas en internet) locales sobre "Berso sa Metro", el nombre de la campaña en tagalo.

"Traté de reflejar lo que me inspiraban los poetas y a la vez de hacer diseños atractivos para llamar la atención de los viajeros que van con prisa", explicó la filipina Nikkorlai Tapan, que repite como diseñadora de la campaña.

La iniciativa, que ya ha sido probada con éxito en ciudades como Nueva York o Madrid, tuvo su réplica en una campaña del organismo estatal de fomento de la lectura, el verano pasado.





Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:52 a. m. | Permalink |


0 Comments: