lunes, 26 de abril de 2010
Las solicitudes de adopción internacional caen en picado en Gipuzkoa en cuatro años



El número de solicitudes para realizar una adopción internacional por parte de familias guipuzcoanas ha descendido de forma brusca en los últimos cuatro años. Ello se debe al endurecimiento de las condiciones exigidas por los países de origen de los niños. Es la opinión de José Ignacio Insausti, director de Infancia y Juventud de la Diputación foral de Gipuzkoa, entidad que tramita las solicitudes. El descenso comenzó en 2006 aunque no fue significativo: 210 peticiones frente a las 212 del año anterior. En 2007 se registraron 138; en 2008, 108 y el año pasado, 82. «Se constata que los tiempos de espera son más largos», explica Insausti. «Y además, el número de renovaciones de certificados de idoneidad aumenta año a año. Según la ley, a los tres años de haber realizado un solicitud de adopción hay que validar el certificado de idoneidad. Hay familias que lo han renovado dos veces».

En 2009 han solicitado actualización del certificado de idoneidad 95 familias y se vienen tramitando otras 27 renovaciones del año anterior. «En total tramitamos 122, una cifra muy importante e indicativa de que los tiempos de espera se alargan».


Apoyo a las familias

Las condiciones que plantean los países de origen de los niños se han endurecido. «China era el país con mayor número de solicitudes, pero las peticiones han descendido y es que sus requisitos cada vez son más exigentes, tanto en cuestiones económicas como en lo que se refiere a estudios y capacitación de los padres. En general, los países priorizan los mejores expedientes dentro de los que cumplen las condiciones establecidas».

Una de las prioridades del servicio foral de Infancia y Juventud es ofrecer un apoyo permanente a las familias, sostiene Insausti. «Unas esperas tan largas originan estados de ansiedad y desmotivación. Hemos empezado a ofrecer cursos para prepararse para esta travesía del desierto. También ofrecemos formación para facilitar el acoplamiento de la familia y el niño».

La adopción internacional se desarrolla en un escenario cambiante. Y ofrece cifras muy importantes. Desde 1995 a 2009, el total de menores adoptados por la vía internacional ha sido de 1.076. «Teniendo en cuenta que Gipuzkoa tiene una población de 700.000 habitantes, la cifra es considerable», expresa Insausti. En estos años, China encabeza la lista. Un total de 303 niños llegaron a Gipuzkoa procedentes del gigante asiático. De Rusia vinieron 185, de Ucrania, 130; de Colombia, 79; de Rumanía, 62 y de Bulgaría, 58.

El pasado año, este panorama cambió. De las 82 nuevas solicitudes tramitadas, 21 fueron para adoptar en Colombia, 15 para Rusia, 11 para Etiopía, 8 para China, 3 para Ucrania y 2 para países como Costa de Marfil, India, Malí y Vietnam, dentro de un ranking de 19 países.

El endurecimiento de las condiciones para la adopción por parte de las autoridades chinas ha obligado a 77 familias a actualizar su certificado de idoneidad. También deben renovar su acreditación nueve familias que esperan adoptar en Colombia, dos en Honduras y en Rusia y una en cada uno de los siguientes países: Bolivia, Kazajstán, Lituania, Nepal y Panamá.

Cristina Turrau
DiarioVasco.com




Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:00 a. m. | Permalink |


0 Comments: