lunes, 19 de abril de 2010
Valencia subvencionará un filme de Garci sobre «Los últimos de Filipinas»



La superproducción está basada en un guión de Juan Manuel de Prada

Las gestas heroicas del destacamento español en Filipinas, último bastión del imperio español en ultramar, volverán a la ficción de la mano José Luis Garci. Este proyecto cinematográfico, basado en un guión del escritor y colaborador de ABC Juan Manuel de Prada, contará con una importante ayuda económica de la Generalitat Valenciana -probablemente canalizada a través del Instituto Valenciano del Audiovisual y la Cinematografía (IVAC)-, en virtud de un acuerdo alcanzado esta semana entre el presidente Francisco Camps y el director madrileño.

El rodaje de esta ambiciosa superproducción comenzará previsiblemente este verano en los estudios de Ciudad de la Luz en Alicante, donde se grabarán casi todas las escenas, con excepción de algunos exteriores.

El autor de «El abuelo» y la oscarizada «Volver a empezar» recabó en 2007 de Esperanza Aguirre una ayuda directa de quince millones de euros para realizar la película «Sangre de mayo», basada en los «Episodios nacionales» de Benito Pérez Galdós, con la que la Comunidad de Madrid quiso conmemorar el bicentenario del levantamiento popular retratado por Goya.


Acontecimiento doloroso

El año pasado se cumplieron 110 años de uno de los acontecimientos más dolorosos de la historia de España, la pérdida de las últimas colonias de ésta en América y Asia. El también llamado «desastre del 98», que se saldó durante la regencia de María Cristina con la independencia de Cuba y la cesión a Estados Unidos de Guam, Puerto Rico y Filipinas, libró en este país su última batalla. Fue el sitio de la aldea costera de Baler, en la isla de Luzón, en el que una pequeña guarnición de soldados españoles resistió durante casi un año el asedio de un grupo mucho más numeroso de rebeldes filipinos independentistas -apoyados por Estados Unidos-.

A pesar de la falta de alimentos, agua y medicamentos, 33 miembros del destacamento español defendieron sus posiciones hasta que en junio de 1899 fueron informados de que la guerra Hispano-Estadounidense -más conocida como Guerra de Cuba- había llegado a su fin. La paz alcanzada mediante la firma del Tratado de París en 1898 permitió a estos soldados abandonar la iglesia sin ser hechos prisioneros. Sin embargo, su heroismo no fue recompensado a su vuelta a España con homenajes, donde se habían convertido en el triste símbolo del fin del imperio.

El silencio de la vergüenza se rompió definitivamente en 1945 con la película «Los últimos de Filipinas», dirigida por Antonio Román y protagonizada entre otros por Fernando Rey, Tony Leblanc, José Nieto y Armando Calvo. En este caso, el guión partía de una versión radiofónica escrita por Enrique Llovet y de otra de Enrique Alfonso Barcones y Rafael Sánchez Campoy.

En 2009 vio la luz un documental dirigido por Jesús Valbuena, bisnieto de uno de los supervivientes, el cabo Jesús García Quijano. En él se incluyen testimonios inéditos de los descendientes de los soldados del sitio de Baler y de algunos insurrectos.

Marta Moreira
ABC.es

Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:32 a. m. | Permalink |


0 Comments: