lunes, 7 de mayo de 2007
La presidenta de Filipinas, "culpable"' de crímenes contra la humanidad


El “Tribunal Popular Permanente de La Haya” declaró "culpable" de violación de los derechos humanos a la presidenta de Filipinas, Gloria Macapagal Arroyo, por la ola de asesinatos de opositores y activistas de izquierda en su mandato


Los seis miembros del 'jurado' también acusaron al presidente de EEUU, George W. Bush, de apoyar la política represiva de Macapagal Arroyo por la estrecha colaboración de los dos gobiernos en la lucha contra el terrorismo.

"El peso y la consistencia de la documentación escrita y oral de que dispuso el tribunal a través de los testigos y los informes de los expertos ha convencido al tribunal de que todos y cada uno de los cargos presentados contra Arroyo y su Gobierno y contra George W. Bush y su Gobierno están fundamentados", señaló la 'sentencia', según informan los medios filipinos.

El citado 'tribunal', un foro independiente formado por abogados, defensores de los derechos humanos e intelectuales de varios países, fue fundado en 1979 en Italia, y es la segunda vez que celebra una sesión sobre Filipinas, después de que en 1980, reunido en Amberes (Bélgica), declarara culpable al dictador Ferdinand Marcos de graves crímenes contra el pueblo filipino.

En esta ocasión, el 'tribunal' ha estado reunido en una iglesia de La Haya durante cuatro días, en el curso de los cuáles ha escuchado los testimonios de familiares de víctimas y supervivientes de intentos de "asesinatos extrajudiciales", algunos en persona y otros por vídeo o Internet.

"La naturaleza sistemática de las violaciones de los derechos del pueblo filipino cometidas por el Gobierno de Gloria Macapagal Arroyo, con el apoyo y plena conciencia del Gobierno de George W. Bush, califica esa violación como crímenes contra la humanidad", señaló el domingo el presidente del 'tribunal', François Houtart.

Aunque el veredicto no es legalmente vinculante, sí se considera de peso moral y como una forma de llamar la atención sobre los cientos de asesinatos de izquierdistas, sindicalistas, periodistas y activistas en Filipinas. La organización de derechos humanos filipina Karapatan ha documentado 838 asesinatos políticos desde que Macapagal llegó al poder en 2001, así como decenas de desapariciones y atentados fallidos.

"Durante la época de Marcos, el mundo entero sabía que había una dictadura y se esperaba que hubiera violaciones de los derechos humanos. Hoy hay democracia, y quizás por eso es menos conocido en el resto de mundo que la situación actual (en Filipinas) es similar a la ley marcial de hace 30 años", agregó Houtart.

A las sesiones asistieron representantes de grupos de derechos humanos de Filipinas y personalidades como la senadora opositora Jamby Madrigal y el fundador del ilegal Partido Comunista de Filipinas, José María Sison, exiliado en Holanda. El jurado también encontró "pruebas inequívocas" de que los militares filipinos son culpables de "la gran mayoría" de los asesinatos, que justifican como parte de la lucha contra la insurgencia.

El Ejército y el Gobierno de Arroyo alegan, en cambio, que las muertes son resultado de "purgas" en el seno de la guerrilla comunista del Nuevo Ejército del Pueblo (NEP). La sentencia será transmitida a la ONU, a la Corte Internacional de Justicia, al Parlamento Europeo y a varios gobiernos.

Diario La República
26/03/2007


Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 6:42 p. m. | Permalink |


0 Comments: