jueves, 31 de enero de 2008
Quedada del 29 de diciembre de 2007, Valladolid



En primer lugar agradecer a Blanca (mamá de Pepe) la quedada, que estuvo muy bien organizada, ( a pesar de haber estado indispuesta los días previos y esto le suma un esfuerzo añadido).

La comida genial, al igual que el marco y el entorno elegido donde los mas pequeños pudieron campar a sus anchas durante casi toda la comida y el posterior encuentro de familias para el intercambio de impresiones.

Gracias a este encuentro te das cuenta de que hay otras muchas familias que se encuentran en tú misma situación, con los típicos miedos e incertidumbres. Parejas que intentan recopilar datos con los cuales poder iniciar tramites con Filipinas y familias ya consolidadas con sus pequeños ya con nosotros. También se agradece el poder compartir tus pensamientos y esperanzas y que todos no beneficiemos de ellos.

Lo mas grato fue poder disfrutar de tres preciosos peques filipinos que hicieron las delicias de todos. Pepe, el más pequeño y tímido nos regaló sus sonrisas, Adrián muy despierto y con unos ojazos de impresión y el pequeño Jess repartiendo besos por todos lados. La verdad es que todos los mirábamos con envidia sana, cariño y ansias de tener junto a nosotros a nuestros futuros principitos filipinos, los cuáles iremos viendo reincorporarse en próximas quedadas.

No quiero olvidarme de otros peques no filipinos que también asistieron como Marta y Ana (hijas de Blanca y Pirulo), Claudia Qi (hija de Mari y Jose), Luna Shu (hija de Alfonso y Chus), la hermanita de Jess y Angel (hijo de Carlos y Amparo).

Espero que en las próximas quedadas castellano-leonesas puedan ir incorporándose futuras familias e hijos filipinos.

A los que no pudieron venir decirles que lo pasamos muy bien y que esperamos conocerlos en próximas quedadas.

Marta y José Francisco.














































Etiquetas: ,

 

Enrique Campoamor a las 9:58 a. m. | Permalink |


0 Comments: