martes, 26 de febrero de 2008
Un total de 98 niños fueron adoptados en el año 2007 en Navarra


Los principales países de procedencia fueron China, Rusia y Ucrania. Más de la mitad de los nuevos acogimientos fueron de niños de entre 0 y 2 años

Un total de 98 niños fueron adoptados en el año 2007 en la Comunidad foral. Además, se tramitaron 145 solicitudes de adopción, se enviaron a diferentes países 119 expedientes y 214 familias pidieron información para llevar a cabo este trámite. Según informó Ana Lete, directora del servicio de Promoción, Atención y Protección a la Infancia y Adolescencia del Gobierno de Navarra, los principales países de procedencia de los menores adoptados en 2007 fueron China, 31; Rusia, 23; Ucrania, 16; Perú, 6; Etiopía, 6; Bolivia, 3; Colombia, 3; Chile, 2; Kazajstán, 2; Brasil, 1; Costa Rica, 1; Nepal, 1; India, 1; y Portugal, 1. Además, de los 98 menores adoptados, 63 fueron niñas (64,29 por ciento) y 35 niños (35,71 por ciento).

En cuanto a las edades de los niños adoptados que llegaron a Navarra en 2007, Lete señaló que 53 fueron (54,1 por ciento) niños de 0 a 2 años; de 3 a 5 años, fueron 28 niños (28,6 por ciento); de 6 a 8 años, 8 niños (8,16 por ciento); de 9 a 11 años, 6 niños (6,12 por ciento), y de 12 a 14 años, 3 niños (3,06 por ciento).

Entre las principales razones para la adopción, Ana Lete destacó por parte de las personas solicitantes "el deseo de ser padres". Para ello se consideran entre los criterios de valoración "la actitud y capacidad de la familia ante los menores y ante la adopción", añadió.

Asimismo, es necesario que el deseo de la adopción sea compartido por todos los miembros de la unidad familiar, además de una actitud de flexibilidad y adaptabilidad a las nuevas situaciones. De esta manera, la capacidad para cubrir las necesidades de educación, cuidado, atención y desarrollo del menor es uno de los requisitos primordiales.

Por ello hace falta tener una gran capacidad de comprensión de las dificultades que conlleva la adaptación e integración del menor en su nuevo entorno, explicó Ana Lete. Además de respeto y valoración positiva de sus orígenes y de sus características particulares.

Así, la directora del servicio de Promoción, Atención y Protección a la Infancia y Adolescencia resaltó la necesidad de "mostrar una actitud abierta y no discriminatoria en cuanto a las características físicas del menor, sexo o procedencia sociofamiliar". Y añadió que "las personas solicitantes de adopción internacional no podrán rechazar la preasignación de un menor por razón de sexo o raza". Por parte de la Administración, el deber, aseguró Lete, "es de ofrecer la familia más adecuada o idónea para un niño en desprotección".

Desde 1997 se han llevado a cabo un total de 814 adopciones en la Comunidad foral, además se han tramitado 1.426 solicitudes, se han remitido 1.111 expedientes a los países de origen y se ha informado a 1.981 familias.


Requisitos

Los principales requisitos de los solicitantes de adopción internacional son residir en la Comunidad foral, ser persona mayor de 25 años, de estado civil soltero, viudo, divorciado o casado. "En la adopción por ambos cónyuges, basta con que uno de ellos haya alcanzado dicha edad. En todo caso el o la adoptante habrá de tener, por lo menos, catorce años más que el adoptado", informó Ana Lete.

Además, hay que ser declarado idóneo para la adopción internacional por la Dirección General de Familia, Infancia y Consumo. Es preciso igualmente no haber sido privado de la responsabilidad parental o estar incurso en causa de privación de la misma, no padecer enfermedad física o psíquica que impida el cuidado del menor, así como estar en posesión de la solicitud de valoración de idoneidad de adopción internacional por parte de ambos miembros si se convive en pareja y de la sentencia de divorcio en los casos de personas que anteriormente estuvieron casadas con otra pareja.


Plazo de tiempo variable

El plazo que conlleva una adopción es variable dependiendo del tiempo que lleve el proceso mediante el cual se realiza el informe psicosocial que traerá consigo el certificado de idoneidad de las personas solicitantes para la adopción, y del tiempo que dure en el país de origen del menor todos los procesos que conllevan la asignación del menor a la familia y trámites necesarios hasta la adopción plena.

No sólo se deben tener en cuenta los tiempos de la Administración sino los de los propios adoptantes que también han de tomarse su tiempo para elaborar los cuestionarios que se utilizan para la valoración.

El Certificado de Idoneidad es un punto clave en el conjunto del proceso. Tras las primeras informaciones que reciben los solicitantes y una vez registrada formalmente la solicitud, deben cumplimentar un cuestionario prácticamente homologado por todas las Comunidades Autónomas, que requiere un tiempo mínimo para ser rellenado.

Por término medio, un Certificado de Idoneidad se extiende en un plazo de 6 ó 7 meses, sin perjuicio de que haya casos que requieran más tiempo (hasta 10 ó 12 meses) en función de las características específicas de cada caso.

Hay un compromiso por parte de la Dirección General de cumplir los siguientes plazos: desde la entrada de una solicitud de valoración de idoneidad hasta la entrega del cuestionario de valoración a los solicitantes, no se debe exceder de tres meses. Y desde la devolución del cuestionario cumplimentado hasta la notificación de la resolución a la familia de la idoneidad/no idoneidad no debe superarse los cuatro meses.


Procedimiento

Dentro del procedimiento para llevar a cabo la adopción internacional en la Comunidad foral hace falta asistir a una sesión informativa grupal sobre la adopción internacional, realizar un curso de formación y someterse a una entrevista individual o en pareja, para informar sobre los diferentes países.

Se realiza una entrevista para entregar el 'Cuestionario de valoración' (comienzo de valoración) y a continuación la devolución del 'Cuestionario de valoración' cumplimentado por parte de la familia.

El siguiente paso conlleva una entrevista de valoración en el domicilio, además de otras entrevistas, si fuera preciso, para finalizar la valoración. Después, se comunica a la familia la resolución de idoneidad o no idoneidad; primero verbalmente y posteriormente de forma escrita.

A continuación, se lleva a cabo la firma del compromiso de seguimiento postadoptivo, que se elabora por parte de la Dirección General de Familia, Infancia y Consumo del Informe Psicosocial, un certificado de idoneidad y compromiso de seguimiento, además de otros documentos que pueda solicitar el país.

Por otro lado, se prepara, por parte de los interesados o de la Entidad Colaboradora de Adopción Internacional, otros documentos exigidos por el país de origen del adoptado. Se envia el expediente completo al país y si es aceptado por el país, se preasigna un niño o una niña a una familia.

La aceptación de la preasignación, tanto por parte de la familia como por parte de la Dirección General de Familia, Infancia y Consumo, conlleva un viaje al país para proceder a la adopción del niño. A su regreso a España, con el hijo adoptivo, hay que inscribirle en el Registro Civil (se puede hacer en el país del menor o en España).

Por último, el seguimiento postadoptivo del niño se realiza durante el tiempo y frecuencia que marque el propio país de procedencia.

DiariodeNavarra.es

Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:33 a. m. | Permalink |


0 Comments: