lunes, 28 de abril de 2008
Las familias canarias adoptaron durante el año pasado un total de 117 niños


Del total de adopciones registradas durante 2007, 21 fueron nacionales y 96 internacionales, siendo China el país de origen más solicitado con 61 casos, seguida, pero de lejos, por Rusia, con ocho, y Méjico, con tres. En África apenas se han producido debido a las pocas garantías que ofrecen casi todos los gobiernos.

Un total de 117 niños fueron adoptados durante 2007 por familias canarias, según los datos con los que trabaja la Dirección General del Menor y la Consejería de Bienestar Social, Juventud y Vivienda del Gobierno de Canarias.

Esta cifra es sensiblemente inferior a la que se registró durante 2006, ya que entonces se alcanzaron las 210 adopciones, siendo 26 de ellas nacionales y 184 internacionales, mientras que en este último ejercicio las adopciones nacionales han sido 21 y las internacionales, sólo 96.

En este sentido, y respecto al descenso de las adopciones nacionales, la directora de la Dirección General del Menor, Carmen Steinert, señaló que "pueden haber muchos factores, pero seguramente este dato estará relaciona-do con que la mayor parte de los menores fueron declarados en desamparo cuando ya eran algo mayores, es decir, que no eran bebés, y eso dificulta su posterior adopción; a ello seguramente se habrán unido grupos de hermanos o niños que sufrían algún tipo de discapacidad y que tienen características especiales que hacen que los padres tengan alguna reticencia o reparo en adoptarlos".

Por países, China se sitúa a la cabeza de las adopciones internacionales con 61, seguida en segundo lugar, pero ya de lejos, por Rusia, con ocho, Colombia, con cin-co, y Méjico, con tres.

"Cuanto más fácil lo pone el país, más adopciones hay", señala Steinert para justificar la supremacía china.

Llama la atención el hecho de que, de entre los quince países en los que se han registrado las adopciones, sólo se encuentren dos africanos (El Congo y Etiopía), sobre todo si se tiene en cuenta que es una de las zonas en las que más necesidades sufren los niños y en la que estarían más justificadas las adopciones.

Aunque muchos podrían pensar que esta situación se debe a la reticencia de los padres a adoptar niños de color por el trauma que eso podría significar para el niño y por la evidente diferencia que habría con su progenitores, lo cierto es que la auténtica razón se encuentra en el desgobierno de estos países que, en su mayoría, impiden que el proceso de adopción se pueda llevar a cabo de una manera clara y con garantías.

La directora lo explica aludiendo a que "casi ningún país tiene el proceso de adopción bien regulado, y si no hay suficientes garantías no se van a llevar a cabo, porque no podemos olvidar que el fin último es conseguir el bienestar del menor, y no nos vamos a arriesgar."


Cambios normativos

Otra posible explicación para el descenso de adopciones que se ha producido en este último año parece estar en los cambios legislativos, tanto nacionales como internacionales.

"Muchas veces la celebración de unas elecciones o determinados cambios imprevistos en los gobiernos hace que los trámites se vean afectados. Además, ha habido muchos cambios normativos en Canarias, con la aprobación de un decreto del Gobierno autónomo y en todo el territorio nacional, y con una nueva legislación que regula las adopciones internacionales y que entró en vigor a finales de diciembre". Una novedad importante es que esta ley determina el plazo que tienen los padres biológicos para reclamar a sus hijos antes de ser declarados en desamparo y que se produzca el acogimiento o la adopción, y eso va a "agilizar los plazos", recuerda Carmen Steinert.

Y es que parece que la idea de adoptar va aparejada a la espera de meses y años. Según la experta, "no se puede decir que sea largo, pero sí que hay que tener paciencia, aunque creo que esto cambiará con la puesta en marcha de las nuevas medidas normativas".

Respecto al futuro, Carmen Steinert señaló que "el gran desafío que se nos presenta ahora es trabajar la información a los padres para enseñarles mejor lo que conlleva adoptar a un niño y el servicio de post-adopción que existe, pero queremos mejorarlo para atender las dificultades con la que se encuentran los padres, sobre todo al principio. Además de fomentar mucho más el acogimiento familiar que es otro pilar básico y que mucha gente sigue sin conocer".

En todo caso, Canarias ha registrado desde el año 2000 un total de 1.016 adopciones internacionales y 331 nacionales.

G. Maestre
ElDía.es

Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:41 a. m. | Permalink |


0 Comments: