martes, 22 de abril de 2008
Tres de cada cuatro niños adoptados en el extranjero tienen malnutrición



Siete de cada diez niños que llegan a España procedentes de adopción internacional no están vacunados contra la parotiditis (paperas) y casi dos tercios tampoco lo están frente a la rubéola. Además, tres de cada cuatro menores presenta algún tipo de malnutrición, que es severa en el 16% de los casos.

Son algunos de los principales datos de un estudio llevado a cabo por el Servicio de Pediatría del Hospital Carlos III de Madrid sobre la vacunación de los niños que llegan a nuestro país procedentes de adopción internacional. Se trata del mayor estudio realizado hasta la fecha en Europa sobre esta materia.

Los niños, cuyo estado de salud en general suele ser aceptable, tenían en un 80% de los casos protección frente a tuberculosis, difteria, tétanos y poliomielitis. Asimismo, la mitad había sido vacunado contra el sarampión, aunque tan solo un 18% había recibido la triple vírica (paperas-sarampión-rubéola).

Este estudio ha analizado a 637 niños, de los cuales el 69% procedían de países asiáticos; el 18%, de Europa del este; el 8%, de Latinoamérica; y el 5%, de África. Tres cuartas partes eran niñas y la edad media de los menores en el momento de la adopción fue de 27 meses. Su tiempo medio de permanencia en acogida fue de 19 meses y nueve de cada diez habían permanecido en orfanato.

En lo relativo a las enfermedades infecciosas importadas, no hubo ningún caso de infección por VIH, hepatitis C ni sífilis. En 28 niños se comprobó infección por virus de la hepatitis B, que evolucionó en nueve de ellos a hepatitis crónicas, mientras que tres de cada cuatro menores estaban vacunados frente a este virus. Además, fueron diagnosticados de infección tuberculosa latente 70 niños (11%), de los cuales ocho desarrollaron la enfermedad. Por otro lado, el 19% de los niños presentó parásitos intestinales patógenos.

La tasa de protección vacunal de los niños adoptados en el extranjero está relacionada de forma significativa con el país de procedencia. Así, por zonas geográficas, los menores de Europa del este mostraron de forma global la mayor tasa de protección, con porcentajes similares a los de la población infantil española, excepto para sarampión, parotiditis y rubéola. En orden decreciente de protección siguen India, Latinoamérica y China, y con una baja protección vacunal figuran aquellos procedentes de países africanos, Nepal y Haití.

El Carlos III es centro de referencia en la Comunidad de Madrid para realizar los exámenes de salud a los niños adoptados en el extranjero. El centro examina una media anual de 250 niños llegados principalmente de China, India y Europa del este. El hospital ofrece a los padres una consulta de preadopción, para aconsejarles antes de traer al niño, y las consultas de adopción, en las que se realiza al pequeño un examen de salud, se revisa su calendario vacunal y se le prescriben los tratamientos necesarios.

Rioja2.com

Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:10 a. m. | Permalink |


0 Comments: