jueves, 22 de mayo de 2008
Lo bonito de la espera



Siempre escucho lo duro que se hace la espera. ¡¡¡De eso no hay duda alguna!!! Esperas lo más valioso en tu vida, esperas algo que has ido idealizando poco a poco, esperas tu pequeño trozito de vida, esperas lo mejor que te va a llegar. Pero mientras esperamos también somos muy felices. Al menos a nosotros nos pasa. Buscamos lo mejor de la espera: esas siestas interminables, esas escapadas de fin de semana, esas tertulias con los amigos y familia hasta las tantas...

Mientras esperas también haces cosas que probablemente luego no puedas hacer tan a menudo, y ves por la calle esos niños adoptados de rasgos orientales y te imaginas a tí misma con un cochecito de bebé, (como esa madre que estás viendo), la imaginación hace un largo recorrido por todo lo que será cuando lo tengamos a nuestro lado. ¿No es bonito imaginar?¿soñar con el niño? Tenemos que hacer de la espera algo maravilloso, como hacen los "padres embarazados", se ve muy feliz a una futura mamá con su tripita, y nosotras ¿por qué no?

Esperar también es bonito, porque se espera lo mejor...

Angélica




Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:14 a. m. | Permalink |


1 Comments:


At 12:51 p. m., Anonymous Anónimo

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.