martes, 29 de julio de 2008
Los países de origen cambian el perfil de los menores a adoptar




Se trata de pequeños de más edad, con problemas de salud o grupos de hermanos. Las esperas para prohijar a niños sanos de hasta 3 años se alargan cada vez más


El perfil del niño que puede ser adoptado en otros países está cambiando. Así lo han constatado los responsables de la Administración y los miembros de las asociaciones de padres adoptivos, reunidos ayer con motivo de los 10 años de la fundación de la Federació d'Associacions per l'Adopció (FADA) de Catalunya, comunidad donde en el 2007 fueron prohijados 880 menores de otros países.

En el encuentro, concebido sobre todo para hacer balance de la situación, familias y técnicos coincidieron en señalar que la adopción de niños de menos de 3 años y con un buen estado de salud es cada vez más complicada y requiere tiempos de espera más largos. Además, explicaron que muchos países de origen solo permiten que las parejas extranjeras adopten a pequeños con problemas de salud, de más edad y a grupos de hermanos. Silvia Caselles, directora del Institut Català d'Acolliment, señaló que eso ha generado "un cambio de perfil" en los niños que se adoptan actualmente.


MÁS COMPLICADO

Lourdes García, una profesional de la Entidad Colaboradora de Adopción Internacional GENUS, explicó cómo ese cambio de perfil ya se ha empezado a notar en China, donde cada vez son adoptados más niños mayores de 7 años y con dificultades físicas o psíquicas. Además, informó de que el Gobierno filipino ha solicitado que las familias adoptantes se abran a hacerse cargo de niños con dificultades de salud. Mientras, países como Ucrania han hecho saber que no van a dar en adopción a criaturas sanas y que solo aceptan dejar marchar a menores con problemas de salud.

En países donde muchas familias catalanas han adoptado, hoy es mucho más difícil, segun esta profesional. García relató cómo los gobiernos de esos estados potencian que sean sus propios ciudadanos los que adopten a sus niños. También comentó que, en el caso de China y Etiopía, las autoridades "están colapsadas" ante el aumento de las solicitudes para prohijar.

Mercé Vilaseca, presidenta de la FADA, destacó "la importancia de aprovechar ese periodo para formar bien a los padres". "Nuestros hijos, cuando llegan a nosotros, tienen un pasado, que suele ser traumático y que debemos aprender a gestionar", explicó Vilaseca, quien subrayó la relevancia de educar a los padres en la posadopción: "Formar a nuestros hijos como ciudadanos es un reto para el que debemos prepararnos".


ESTAR A SU LADO

Por su parte, Vinyet Mirabent, del Institut Collaborador de la Integració Familiar Vidal i Barraquer, apuntó que "los niños prohijados tienen unos orígenes que los padres no solo no deben anular, sino que deben trabajar. Es la gran oportunidad, pues ser padre es sobre todo estar al lado del hijo".

Antonio Baquero
ElPeriodico.com




Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:27 a. m. | Permalink |


0 Comments: