martes, 11 de noviembre de 2008
Cae una red de adopciones de niños rusos «a la carta»



Las víctimas son niños de orfanatos rusos. De momento dos primos, menores de tres años, han tenido que ser devueltos a la «casa cuna» de la que habían salido -a cientos de kilómetros de Moscú- para convertirse en hijos de una pareja cordobesa. Este es el único caso totalmente documentado, pero la Policía investiga cerca de doscientos expedientes, incluidos los de pequeños que ya están en España y cuyo futuro se ve amenazado si se confirma que se cometieron irregularidades para adoptarlos.

Un matrimonio, candidato a la adopción, ha sido detenido junto a otras cuatro personas: la cabecilla de la red, una española de origen ruso que actuaba como «facilitadora» o «mediadora» -es una figura imprescindible cuando los padres tramitan la adopción a título particular conforme a la legalidad- y sus colaboradores, entre ellos su ex marido y su actual pareja.
La alerta la dio la Junta de Andalucía en agosto al darse cuenta de que se iba a producir una adopción en Rusia por «vía libre» de dos primos, pese a que la normativa de esa comunidad obliga a que los adoptados múltiples tienen que ser hermanos. Además, sospechaban que se estaban falsificando documentos oficiales, tales como el certificado de idoneidad, imprescindible para que un juez apruebe el final del proceso adoptivo y para que el Consulado de España en Rusia pueda documentar a los menores antes de trasladarlos a nuestro país. La presunta responsable de las falsificaciones era Olga Z. B., que tenía contactos también en Rusia para llevar a cabo esta actividad delictiva, según ha comprobado la Comisaría General de Policía Judicial. Cada adopción costaba a los futuros padres entre 48.000 y 54.000 euros, que pagaban en dos partes y en los dos países.

Los miembros de la red agilizaban o adecuaban la idoneidad de los candidatos. Una vez que seleccionaban al niño -están prohibidas las adopciones a la carta-, los mediadores ponían en marcha la maquinaria de falsificación de certificados. Los agentes analizan ahora toda la documentación para determinar cuántas irregularidades se han cometido y será el juez el que decida si niños afectados siguen o no con sus nuevos padres.

C. Morcillo
ABC.es

Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:30 a. m. | Permalink |


0 Comments: