miércoles, 1 de julio de 2009
Inmigrantes valencianos denuncian presiones para dar a sus hijos en adopción


Internas de una casa de acogida valenciana denunciaron esta semana al Síndic de Greuges «un trato degradante» y sentirse presionadas para dar a sus hijos en adopción, mientras Esquerra Unida ha exigido a Les Corts que inicie una investigación.

El Síndic de Greuges –Defensor del Pueblo de la Comunidad Valenciana– ha abierto una queja de oficio para «investigar y conocer la veracidad» de las supuestas presiones a madres en un centro de acogida de Valencia para entregar a sus hijos en adopción, según informó esta institución autonómica.

Estas mujeres inmigrantes sin recursos o maltratadas, que viven en una residencia de protección de la Conselleria de Bienestar Social, denuncian haber recibido «un trato degradante » y dicen que sienten vulnerados sus derechos más fundamentales. Por otro lado, según añaden fuentes del Síndic, también se quejan de que, aunque tienen cubiertas sus necesidades básicas, el centro no les ayuda a integrarse ni a encontrar trabajo cuando al año han de abandonar el centro.

Por su parte, EUPV exigió a Les Corts que se inicie una investigacion y al conseller de Bienestar Social, Juan Cotino, que dé explicaciones en su próxima comparecencia en la Comisión de Política Social y Ocupación de la Cámara valenciana. Según la diputada autonómica de EUPV Gloria Marcos, estas denuncias «son muy graves» y espera que Cotino «facilite la investigación y explique qué está pasando». Bienestar Social dijo no haber recibido quejas sobre el asunto y, en caso de tenerlas, «la Inspección actuaría».


Ana Sancho
Sisepuede.es



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:55 a. m. | Permalink |


0 Comments: