lunes, 19 de octubre de 2009
Ascienden a más de 630 los muertos por los temporales en Filipinas



Cerca de 300 personas murieron en los deslizamientos de tierra e inundaciones de los últimos días en el norte de Filipinas, elevando a más de 630 el número de muertos por los temporales que golpean al país desde hace dos semanas, según un nuevo balance anunciado este sábado.

Tras el descubrimiento de nuevos cadáveres, se confirmó la muerte de un total de 299 personas en el norte de la gran isla de Luzón debido a las inundaciones y los corrimientos de tierra provocados en los últimos dos días por el tifón 'Parma', según la seguridad civil.

Con este nuevo balance, asciende a por lo menos 636 el número de personas que han muerto en los temporales que afectan el archipiélago filipino desde hace dos semanas.

Las inundaciones comenzaron a remitir en el norte del país y los responsables filipinos lanzaron peticiones de ayuda para curar y alimentar a las poblaciones siniestradas y recuperar los cadáveres que siguen sepultados.

En total, dos semanas después del paso de la tormenta tropical 'Ketsana' por Manila y su región, unas 300.000 personas siguen albergadas en centros de evacuación improvisados.

Este sábado, la presidenta Gloria Arroyo levantó el estado de catástrofe natural en el que puso al país tras el paso de 'Ketsana' y ante la llegada del tifón 'Parma' el pasado fin de semana.





Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 11:41 a. m. | Permalink |


0 Comments: