martes, 5 de octubre de 2010
Andalucía comenzará a cobrar a las familias por la renovación del CI



La Consejería para la Igualdad y el Bienestar Social de la Junta de Andalucía ha introducido una serie de modificaciones en los servicios de adopción que se desarrollan en la comunidad por las cuales la renovación de los certificados de idoneidad que reconoce que las familias reúnen las condiciones necesarias para adoptar a un menor dejará de ser gratuita y pasará a costar unos 800 euros.

Según ha confirmado la Junta de Andalucía, hasta la fecha, la renovación de estos certificados, que tiene que producirse a los tres años o bien cuando existan en las familias acontecimientos que puedan modificar su idoneidad, la realizaba la Administración de forma gratuita, aspecto que será modificado para comenzar a ser retribuido por una cantidad de 802 euros.

No obstante, han precisado que la expedición por primera vez de este certificado, sigue siendo gratuita y la llevan a cabo equipos técnicos de psicólogos y trabajadores sociales del Servicio de Protección de Menores o autorizados por la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social.

Con este certificado, se pretende garantizar la aptitud de las personas solicitantes para cubrir las necesidades del menor, cumplir las obligaciones establecidas legalmente y ofrecer estabilidad, afecto y cuidado, sigue siendo gratuita y

Para la valoración de idoneidad se realizan entrevistas sobre la identidad, situación personal, familiar y sanitaria de los solicitantes, sus motivaciones, capacidades educativas y medio social, realizándose al menos una visita al domicilio de los solicitantes.

Otro de los cambios introducidos en el sistema autonómico de adopciones se refiere a los informes de seguimiento que se realizan después de la adopción internacional y que las familias tienen que remitir a los países de procedencia de los menores cada año. Estos informes que costaban unos 160 euros, aumentarán de precio más de un 60 por ciento hasta situarse en los 268 euros.

Este informe, que no es obligatorio en todos los casos, pues depende de las directrices de cada país del que proceda el menor adoptado, lo realizan profesionales especializados como psicólogos o trabajadores sociales, quienes se encargan de hacer un seguimiento de la integración del menor en la familia y su situación.

De la realización de estos informes, así como de articular todo el Servicio de Postadopción nacional e internacional se encarga la empresa Eulen Servicios Sociosanitarios, que desde 2008 tiene un contrato de gestión de Servicio Público con la Junta.

Concretamente, estos informes tienen que ser enviado cada año hasta que el menor cumpla 15 años en el caso de que el niño proceda de Etiopía; hasta los 18 si proviene de Rusia o Kazajstán; y sólo en una par de ocasiones si su país de origen es China.

El Servicio Postadopción tiene como finalidad mejorar las relaciones paterno filiales y resolver las dudas y dificultades que pudieran surgir tras la adopción, a través de la ayuda personalizada de un equipo de profesionales especializados.



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:52 a. m. | Permalink |


0 Comments: