domingo, 1 de julio de 2007
Los niños en Canarias sólo pasarán un año en un centro antes de ser adoptados



La Comunidad autónoma está a punto de contar con la legislación más novedosa en materia de adopciones de todo el Estado, aseguró ayer la consejera de Empleo y Asuntos Sociales, Marisa Zamora, que destacó del nuevo decreto canario el cambio de concepto, al reconocer el derecho del niño a ser adoptado

Canarias contará con el decreto en materia de adopción de menores más avanzado de todo el Estado, aseguró ayer la consejera de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno autonómico, Marisa Zamora, quien destacó que en la nueva normativa se produce un cambio de concepto, puesto que por primera vez se recoge el derecho del niño a ser adoptado, una novedad a nivel nacional.

De acuerdo con esta tesis, el decreto canario de adopciones, actualmente sometido a la valoración del Consejo Consultivo para pasar a Consejo de Gobierno la próxima semana, limitará a un año la estancia máxima de los menores acogidos en los centros, para proceder a partir de esa fecha a su declaración como apto para la adopción, si no se ha logrado la reintegración con su familia biológica.

Acompañada del director general del Menor, José Luis Arregui, la consejera canaria de Asuntos Sociales destacó las medidas más relevantes que aparecen en la nueva legislación, aunque echó de menos reiteredamente que no se haya procedido también al cambio a nivel nacional, y por tanto a reformar el Código Civil.

Según precisó Marisa Zamora, la legislación nacional actual "garantiza, por encima del derecho del menor, los derechos de la familia biológica".

Zamora dijo que "llevamos muchos años clamando por un cambio nacional, y vamos a ver si en la próxima legislatura hay un consenso de las fuerzas políticas para agilizar los trámites y se modifica el derecho de familia y la Ley de Enjuiciamiento Civil",

En su opinión, cuando el Gobierno nacional aprobó el anteproyecto de ley de adopción internacional fue "una enorme oportunidad perdida de haber hecho de una vez por todas una legislación de adopción nacional".

Entre las novedades más sustanciosas del decreto, y junto a la innovación jurídica que es reconocer el derecho del menor a ser adoptado, está también el derecho de las familias a la adopción, la transparencia en los procesos y el acompañamiento durante su transcurso, resumió Arregui.

Más en concreto, el nuevo decreto separa a los menores susceptibles de ser adoptados en general de los que presentan características especiales (mayores de siete años, discapacitados o grupos de hermanos); se amplía hasta los 50 años la edad para poder adoptar y se aumenta a tres años la vigencia de la idoneidad.

Además, se establece un registro de reclamaciones y un libro de registros con los niños susceptibles de ser adoptados. También se permite continuar los trámites de adopción en otro país, cuando se paralizan por causas ajenas en el país en que se hizo la solicitud.


Iosune Nieto
ElDia.es
21/05/2007


Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 1:52 p. m. | Permalink |


0 Comments: