martes, 14 de agosto de 2007
¿Adopción o tráfico de niños en Rumanía?


Roelie Post


La adopción internacional es, en realidad, tráfico de niños, dice Roelie Post, quien fue funcionaria de la Comisión Europea, y durante años tuvo a su cargo el expediente "Niños Rumanos". Post descubrió que los padres eran forzados a ofrecer a sus hijos en adopción para responder a la enorme demanda de padres adoptivos

Roelie Post

Roelie Post experimentó tanta resistencia que su trabajo en la Comisión se hizo prácticamente imposible. Escribió un libro sobre la cuestión: "Rumania, sólo para exportación. La historia jamás narrada de los huérfanos rumanos".

Desde el fin de la época comunista, Rumania ha sido invadida por personas que desean adoptar un niño, conmovidas por las pésimas condiciones en los orfanatos. Ello dio como resultado que en 1991 salieran del país 10.000 niños en seis meses, niños que fueron comprados a padres pobres. No eran, ni mucho menos, huérfanos.

Mercado de niños

Un grupo de expertos fue a Rumania para investigar qué es lo que pasaba en el país con el tema de las adopciones, cuenta Roelie Post. Los expertos concluyeron que se podía hablar de un mercado de niños en el que la demanda determinaba la oferta. Muchos niños acababan en orfanatos, no porque tuvieran que ser protegidos o acogidos, sino por el simple hecho de que se necesitaban niños para la adopción internacional. En opinión de Post, esto se puede interpretar como tráfico de niños.

Lobby pro-adopción

Rumania quería abordar el problema de las adopciones y suspendió los preparativos para una nueva legislación. Pero las autoridades se enfrentaron a un lobby que pedía la apertura de las fronteras para la adopción. Este lobby resultó ser extraordinariamente fuerte, y quería influir en esa legislación, pidiendo leyes para flexibilizar la adopción.

El lobby era una completa red en la que participaba incluso el Gobierno estadounidense. Según Post, oscuras organizaciones de adopción inducen a padres adoptivos aspirantes a escribir a sus Gobiernos, o al Parlamento Europeo, a la Comisión Europea, y también a Rumania para ejercer presión.

Organizaciones criminales

El Consejo de Europa y UNICEF habían declarado anteriormente que la adopción internacional ha degenerado en tráfico infantil, en el que están implicadas organizaciones criminales. Post insiste en que Europol y la policía tienen que intervenir, y que debe producirse un debate amplio sobre el futuro de las adopciones. Los padres aspirantes deben ser también informados sobre el hecho de que no hay tantos niños disponibles como ellos creen.

Mientras tanto, Rumania ha paralizado la adopción internacional. La Protección de Menores en el país ha mejorado y ha cerrado los grandes orfanatos. A la vez, se ha desarrollado el sistema de acogida en familias. Al final, el Gobierno llegó a la conclusión que la adopción internacional no era ya necesaria.

A través de los años han salido a la luz abusos continuos en diferentes países, que, según Post, enseguida fueron encubiertos. Después de haber sido víctima de intimidaciones, Post tuvo que suspender su trabajo. Ahora ha escrito un libro sobre la cuestión. "Rumania, sólo para exportación. La historia jamás narrada de los huérfanos rumanos" es una historia increíble llena de presión política, intimidación y tergiversación de la realidad.

Nina Eikens
Informarn.nl

Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:13 a. m. | Permalink |


0 Comments: