jueves, 24 de enero de 2008
Medio centenar de asturianos adoptaron niños extranjeros este año, 20 más que en todo 2006



Asturias se coloca a la cabeza de los acogimientos junto con Madrid, Cataluña y Andalucía. China, principal país de origen de los menores

El Principado recibió durante los primeros meses del 2007, 83 solicitudes de familias asturianas para adoptar un niño en algún país del extranjero, según los datos ofrecidos ayer por la consejera de Bienestar Social del Principado, Pilar Rodríguez. De estos 83 expedientes, la Consejería comenzó a tramitar 63, que, en este mismo período, originaron medio centenar de resoluciones favorables. En cuanto a las solicitudes actualmente en estudio, China, con 21 menores en trámites de adopción, vuelve a ser el país de procedencia de la mayor parte de los niños que llegan a la comunidad. Le siguen Etiopía, con ocho expedientes tramitados, Rusia, con cinco, y Colombia, Filipinas, Ucrania, Kazajstán y México, con un expediente cada uno.

La cifra supone un incremento sustancial respecto a la registrada en el 2006, cuando en el Principado se produjeron únicamente 31 adopciones internacionales, a las que se sumó otra treintena de acogimientos permanentes de carácter nacional. Este medio centenar de adopciones internacionales formalizadas en los últimos meses confirman además que Asturias «es un modelo» en esta materia, en palabras de la secretaria de Estado de Servicios Sociales, Familias y Discapacidad, Amparo Valcarce, quien apuntó que la región se sitúa a la cabeza del país en cuanto al número de adopciones por habitante junto con Madrid, Cataluña y Andalucía.

«En Asturias se ha incrementado mucho el número de solicitudes en los últimos años, un ejemplo de lo que va a suceder en toda España. El Principado pasó de 66 solicitudes en 2001 a 168 en 2005, lo que sitúa a la región por encima de la media nacional», detalló. Pero este carácter ejemplar no es meramente numérico, ya que, según Valcarce, el Principado es también un referente gracias a las políticas que el Ejecutivo autonómico desarrolla en este ámbito, tanto en la formación los futuros padres como en el seguimiento posterior a la adopción. Otro ejemplo es, según la secretaria de Estado, la labor del Observatorio Asturiano de la Infancia, «modélico en el ámbito europeo». Y por eso, anunció, el Gobierno central apoyará a este organismo creado la pasada legislatura para que presente sus experiencias en la Red Europea de Observatorios de Infancia.

Valcarce trasladó finalmente «un mensaje de confianza» a los asturianos porque, dijo, «el sistema español de adopciones es muy garantista» y «trabaja para que las familias puedan concluir ese proceso con plenas garantías, teniendo en cuenta siempre el interés superior de los niños».

En cuanto a las quejas formuladas por las asociaciones de adoptantes asturianas, que denuncian la demora en la concesión del certificado de idoneidad por parte del Principado, Valcarce afirmó que en breve se acortarán los plazos. Será gracias a un convenio de colaboración con los colegios profesionales de psicólogos y trabajadores sociales, que comenzarán a valorar la idoneidad de las familias en enero.

Azahara Villacorta
LaNuevaEspaña.es



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:34 a. m. | Permalink |


0 Comments: