jueves, 10 de julio de 2008
Mis sentimientos


Hola familias, hoy me he levantado un poco floja, con una melancolía y una tristeza interior que hace que me cueste incluso expresar mis sentimientos.

Pronto hará 8 meses que estamos en lista de espera, ya sé que muchos pensaréis que esto no es nada, pero para mi es toda una eternidad. Tengo tantas ganas de poder conocer a mi hijo/a, tengo tantas ganas de abrazarlo, ansío poder saber cómo me recibe, cómo me mira, cómo huele, cómo ríe, qué vocecita tiene, sus gestos, sus manías…

Visualizo cómo debe estar en el orfanato, se encontrará solo, lo cuidarán bien, estará triste, le darán el sufieciente cariño, le hablarán amorosamente, lo ¿¿abrazarán…?? Todas estas preguntas y temores me pasan por la cabeza, luego veo vídeos como el de Concordia Childrens y, pienso que dentro de todas las penurias afectivas que pueda tener, es un niño algo más afortunado que otros muchos, qué vergüenza verdad, decir la palabra ¡¡afortunado!!

Algunos de vosotros sabeis que tengo un hijo, con el que junto con mi marido estoy plenamente feliz, y nos llena de momentos mágicos, disfruto TODO lo que puedo de él, pero no dejo de pensar en mi segundo hijo.

Dios, ¿cómo puedo amar tanto? ¿Cómo puedo querer tanto a un hijo que todavía no conozco?

Perdonar, pero necesitaba compartir ésto con vosotros.


Marta




Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:42 a. m. | Permalink |


0 Comments: