jueves, 30 de julio de 2009
La difícil elección



¡¡¡¡¡¡Hola a todos!!!!!!

Un poquito de paciencia, si podéis leer hasta el final.

Al empezar el proceso de adopción, todos sabemos que es una decisión muy importante, por todas las consecuencias que va a llevar asociadas la elección del país. Pensaba en Colombia, pero no acababa de reconocer en mí esa sensación interior que me acompaña cuando tengo las cosas claras, cuando estoy realmente decidida, convencida y absolutamente en paz con la decisión tomada.

No se oía mucho de adopción para Filipinas en mi Comunidad, aunque ahora ya esto ha cambiado, cuando ya apunto de tener que decantarme por el país, de una forma casual, hablando con una persona de los Servicios Sociales para la Adopción de mi Comunidad, y que por el respeto que le profeso, voy a omitir su nombre, me habló de Filipinas, casi terminando una entrevista que habíamos mantenido, así ya en la puerta, despidiéndonos, y en ese momento tuve esa sensación que no me había acompañado en el recorrido que había hecho por los diferentes países en los que podría adoptar (soy monoparental, y eso ya limita bastante), supe que era Filipinas donde iba a ir, y desde ese momento las dudas, los reparos lógicos se transformaron.

Estaba muy ilusionada con Filipinas. Me gustaba decir que mi país elegido era ese precioso archipiélago, estaba contenta. ( y cuanto más conocía sobre la adopción en Filipinas, más feliz me sentía de haber elegido ese país, y todavía me sigue creciendo esa satisfacción). A partir de ahí, mi historia en la adopción, no me ha dado más que alegrías. Veréis.

Entro en internet y me encuentro con Comunidad Tulay, no tengo que contaros a vosotros lo que significa para una familia que quiere adoptar en Filipinas esa página web, muchas gracias Enrique por ello.

Y fue en esa página donde leí sobre la Quedada de Ordizia. Y allí me fuí, en un largo viaje con transbordo de autobuses, (mi pereza en conducir me hace ser torpe para ello) en un sábado nevado, cuya belleza me conmovía. Llegué chipiada al restaurante, ya estaban los niños sentados a la mesa, Después ya recuerdo la dulzura de Olatz, su ternura abrazando a Ashley, la acogida de Josú. Charo y Pam, (entenderéis muy bien, tenía una situación por edad y familiar semejante a Charo, y desde luego viendo a Pam, no entendía qué problema podía haber con eso que se dice de la edad de los niños que vienen de adopción). Y casi al final de la comida me puse a hablar con Marta, no sospechaba yo que aquella catalanica que acababa de conocer sería mi Angel de la Guarda en el proceso de adopción. Nunca podré olvidar ni agradecerte tus orientaciones, tus informaciones, tu generosidad, tu contundencia... Llegué a Ordizia un poco perdida y volví llena de referencias importantísimas y de gran significado para mí y para mi proceso de adopción.

Tenía muchas ganas de reencontrarme con los amigos de Ordizia y ello me llevó sobre todo, a la Quedada de Septiembre y allí Blanca, Pirulo, , Nelly, Berta , Dámaso, Tess, José Antonio y Mª Carmen, ¡¡¡¡¡poder hablar y sentirte entendida, reconfortada, apoyada, con un millón de reflexiones que te aportan, te llegan, te sirven, te acompañan en el camino!!!!!!!. Hay personas que hacen que la vida no sea igual sin ellas y para mí, eso representáis todos a los que os he nombrado.

El 23 de Febrero entregué finalmente mi expediente en los Servicios Sociales de Zaragoza, cuando leí que Noelia iba a buscar a Hannah, pensaba, qué hago, le digo, no le digo que pregunte por mi expediente, ya que tan generosamente se estaba ofreciendo. Charo me dio un empujoncillo animándome a que se lo pidiera. Estaba estos días algo inquieta. Hoy leo el correo que me envía: mi expediente está aceptado en Filipinas desde el 19 de Mayo.

No se, si no hubieseis estado ahí , hoy (30/05/2009) no podría compartir esta noticia con vosotros, que todavía desde esta mañana que la he leído, la escribo con lágrimas en los ojos.

No tengo palabras para agradeceros.

Clara Sancho




Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:23 a. m. | Permalink |


0 Comments: