martes, 28 de julio de 2009
Niños en busca de sus orígenes



El servicio de postadopción de Andalucía inició en 2008 cinco expedientes de jóvenes adoptados que quieren conocer algo más sobre su familia biológica · En Andalucía han sido 36


Cuando una familia adopta un niño se forma un nuevo núcleo familiar. Pero hay casos en los que con el crecimiento del niño aumenta también su curiosidad por saber algo más de su historia vital, conocer su origen, su familia biológica.

Para eso, la Concejalía de Igualdad cuenta con un servicio de postadopción, que tiene entre sus misiones el apoyo en la búsqueda de orígenes. Una petición que si viene del niño adoptado tiene que tener la mayoría de edad y que en los casos de los menores tiene que estar solicitado por la familia de adopción.

En 2008, la delegación provincial abrió cinco expedientes de jóvenes (se dispara a partir de los 18 años) que solicitaban la mediación para la búsqueda de orígenes. Curiosamente todos casos de niños de adopciones nacionales. En Andalucía, se incoaron 36 expedientes, todos también nacionales menos uno solicitado por un adoptado internacional.

"Lo primero que se hace es dar información y preparación psicológica para el niño. Mientras, el servicio de mediación se pone en contacto con la otra parte para saber si quieren iniciar contacto y lo que opina", explica la delegada de Igualdad, Magdalena Sánchez. Todo se realiza a través del servicio de mediación para evitar dar localizaciones o números de teléfono de ambas partes por protección de datos. Luego, en caso de querer tener el encuentro, se fija también contacto con presencia del personal mediador.

Aunque, una vez iniciado el trámite, en pocas ocasiones se suele terminar hasta el punto de llegar al encuentro físico. "La mayoría sólo quiere saber si están bien, qué hacen y cómo son, pero no se llega al final", explica la delegada.

Por este motivo, el servicio de apoyo en la búsqueda de orígenes se solicita por dos partes: asesoramiento simple para consultar los informes de su expediente de menores o conocer su historia personal o familiar, y mediación para el contacto directo con la familia biológica.

El servicio de postadopción da también otros recursos a las familias y a los propios menores, que van desde terapia familiar e individual a formación. "La Junta entiende que una vez pasado el largo proceso de adopción no hay que cortar la ayuda y además de velar porque el niño esté bien en la familia hay que favorecer cualquier ayuda para resolver dudas o determinadas situaciones", matiza la delegada.

El uso de estas modalidades varía en función de si la adopción es nacional o internacional. Así, en caso de adopción internacional lo que más se busca es asesoramiento y en el caso de las nacionales la mediación y la formación, sobre todo cuando los niños llevan más de 10 años adoptados y conocen su situación.

Durante 2008 la delegación inició 17 expedientes en este servicio (12 de adopciones nacionales y 5 de internacionales), siete para sesiones de terapia familiar e individual, cinco para el apoyo en la búsqueda de orígenes y otras cinco para asesoramiento sobre pautas para la adaptación familiar, el manejo del proceso de revelación y orientación a lo largo del ciclo vital de los hijos, en especial durante la adolescencia.

S. Vallejo
GranadaHoy.com


Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:21 a. m. | Permalink |


0 Comments: