jueves, 2 de julio de 2009
Mi realidad Filipina



16 de marzo de 2009

Llevamos 16 meses y 20 días, esperándote, toda una eternidad.

Paso días de todo, a veces pienso que estamos en la recta final y que nos queda muy poquito para que te reunas con nosotros, otros días -como hoy- pienso que quizás no llegarás nunca, y me asusto.

Me asusto por quererte tanto, tengo miedo de desearte con tanto anhelo, miedo de esperarte con tantas ganas... ¿Será todo un sueño?, ¿Existes de verdad? ¿Querrás formar parte de nuestra familia?... Estas y muchas más preguntas me pasan por la mente, qué miedo y cuánto sufrimiento!!! ¿Quizás hay algo de mi o de papá que no te ha gustado? ¿Quizás piensas que estarás mejor con otra familia? ¿A lo mejor no te gusta nuestra casa? ¿No te hemos sabido transmitir las ganas que tenemos de volver a ser papás?¿Posiblemente no hemos sabido explicarte por qué te deseamos y necesitamos tanto?...

Miro a mi hijo Roger y lo veo tan feliz, tan alegre, tan vital, que cuando creo que ya no puedo más y que voy a desfallecer, remonto; y vuelvo a pensar en ti y a decirme que no eres ningún sueño sinó una bonita realidad, mi REALIDAD FILIPINA.

Mamá cada día te espera con más ganas: MI REALIDAD FILIPINA, te quiero.

Marta, Jordi y Roger



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:32 a. m. | Permalink |


0 Comments: