lunes, 3 de agosto de 2009
La adopción nacional prevalece en Asturias sobre la de niños de otros países


El 56% de los solicitantes, 78 en lo que va de este año, se ofrecen a ser padres de menores españoles

Los servicios de adopción del Principado de Asturias han recibido en lo que va de año 78 nuevas solicitudes de personas o parejas que ofrecen su hogar a un niño, 43 han optado por la adopción nacional y el resto han preferido buscar niños de otros países. De mantenerse esta tendencia durante la segunda mitad de 2009, las adopciones nacionales superarán por segundo año consecutivo las internacionales, confirmando una tendencia impuesta por la crisis económica y por las dificultades para adoptar en otros países. En 2008 las solicitudes para adoptar niños españoles fueron 118, mientras que las internacionales se quedaron en 86.

A lo largo de estos primeros seis meses del año y según los datos de la Consejería de Bienestar Social y Vivienda, se han constituido judicialmente 17 adopciones de niños nacidos en España. También se han formalizado acogimientos preadoptivos, otros 17, y se han entregado 19 niños a familias en acogida ordinaria, una medida que habitualmente es temporal y que proporciona un ambiente cálido y hogareño a los niños, más recomendable que el de un centro de menores, mientras regresa con su familia biológica o los servicios sociales le buscan una nueva y definitiva. En 2008 fueron adoptados en Asturias 57 menores y el año anterior habían sido 60.

Entre enero y junio de este año diez niños extranjeros se integraron en hogares asturianos, ya con sentencia de adopción firme. Llegaron de lugares tan distantes como China, Rusia, Etiopía y Kazajastán.

En la actualidad, la Consejería de Bienestar Social mantiene abierta la adopción con 23 países: Bolivia, Bulgaria, Colombia, Chile, China, Ecuador, Etiopía, Filipinas, Honduras, Hungría, India, Kazajastán, México, Nicaragua, Nepal, Nigeria, Perú, Polonia, Rusia, El Salvador, Senegal, Ucrania y Vietnam. La posibilidad de mantener abierto un doble expediente, con solicitudes de adopción simultáneas en dos países distintos, es una de las novedades implantadas por el Instituto Asturiano de Atención a la Infancia y la Familia.

Es todavía pronto para valorar si la crisis económica ha hecho mella en la solidaridad de los asturianos y si, como profesionales y adoptantes aventuraban, han descendido las solicitudes de adopción por las dificultades para afrontar el coste económico que supone su tramitación. De momento, sólo se puede decir que de seguir el ritmo actual de presentación de solicitudes a finales de año el Principado no llegaría a las 204 solicitudes registradas en 2008 y mucho menos a las 217 de 2007.

En ese año, 2007, la adopción internacional superaba ampliamente la nacional y suponía el 57 por ciento de todas las solicitudes que se presentaron. Eso cambió en 2008 cuando esa relación se invirtió, dejando las solicitudes de adopción de niños de otras nacionalidades en un 42 por ciento.

Ahora, en lo que va de año, las solicitudes de adopciones internacionales suponen el 44 por ciento de toda las recibidas por los servicios de la Consejería de Bienestar Social.

Elena Fernández-Pello
LaNuevaEspaña.es




Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:59 a. m. | Permalink |


0 Comments: