martes, 23 de marzo de 2010
Más de 320 niños fueron adoptados en Canarias entre 2008 y 2009


Un total de 321 niños fueron adoptados por familias canarias entre los años 2008 y 2009, tal y como informó la consejera de Bienestar Social, Juventud y Vivienda del Gobierno de las Islas, Inés Rojas (CC), quien consideró que de todas las acciones que lleva a cabo el Ejecutivo, el proceso de la adopción es “la más delicada”.

La consejera de Bienestar Social, Juventud y Vivienda del Gobierno de Canarias, Inés Rojas (CC), señaló en comisión parlamentaria que en los últimos dos años se produjeron 94 adopciones nacionales, un aumento que consideró “importante” porque sólo en 2008 la cifra se duplicó respecto a 2007, pasando de 21 a 52 el número de adopciones.

Respecto a la adopción internacional, Inés Rojas comentó que las dificultades con las que se encuentra el proceso están en la conciliación entre la normativa española y la de otros estados donde se dirige la solicitud de adopción.

En este sentido, dijo que hay que distinguir entre aquellos estados que han firmado el Convenio de La Haya y los que están fuera de este convenio, siendo los primeros los que ofrecen unos procedimientos con una mayor garantía jurídica.

Rojas explicó que en 2008 hubo 107 adopciones internacionales y en 2009 esta cifra aumentó a 120. Los países que destacan son Colombia, China, Filipinas, Cabo Verde –en está región, que está en proceso de firmar el convenio de la Haya, todas las solicitudes de familias españolas son de Canarias–, México, Vietnam y Etiopía.

Canarias es también la primera y única comunidad que ha establecido un convenio de adopción con Nigeria en el estado de Lagos, y ya en agosto del año pasado llegó a las islas el primer niño adoptado de esta región, indicó la consejera.

De todas las acciones en las que trabajan las administraciones públicas, Inés Rojas incidió en que la adopción es “la más delicada” puesto que mediante ella “debemos proteger los derechos y libertades de los niños”.

Igualmente, admitió que la adopción “no es siempre fácil” porque “son muchas las limitaciones que surgen durante el proceso”. De hecho, aclaró que el principal escollo con el que se encuentra este proceso es la normativa española, por lo que abogó por hacer una reflexión sobre la misma con objeto de establecer un documento que “permita más cercanía entre las partes teniendo siempre presente al niño”.

En otro orden de cosas, la consejera apuntó también que la tramitación en el proceso de adopción es “muy compleja y lleva tiempos importantes”. No obstante, hizo hincapié en que la Comunidad Autónoma “ha mejorado esos tiempos reduciendo a la mitad el tiempo de espera del certificado de idoneidad, que se encuentra entre los tres y cuatro meses”.





Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:54 a. m. | Permalink |


0 Comments: