lunes, 20 de diciembre de 2010
Prohibido jugar al golf a la Policía filipina durante su horario de servicio



Los agentes de la Policía de Filipinas se han quedado sin poder jugar al golf los días laborables, ante el elevado número de oficiales de alto rango que practican este deporte durante el horario de trabajo, según han informado hoy las autoridades.

El director general de la Policía filipina, Raul Bacalzo, empeñado en lavar la imagen del cuerpo tras las críticas recibidas por la muerte de ocho honkonguenses durante el secuestro de un autobús de turistas en Manila, indicó que la práctica del golf queda reducida a los fines de semana para sus mandos.

"He observado que algunos se toman la libertad de abandonar sus oficinas a cualquier hora del día para jugar al golf, lo que va en detrimento de sus deberes y responsabilidades", indicó el dirigente policial. "Esta actitud no casa con nuestro esfuerzo para lograr una transformación genuina del cuerpo".

La investigación del secuestro citado reveló que varios oficiales abandonaron su puesto de mando para ir a cenar a un restaurante y en ese tiempo el secuestrador asesinó a los rehenes. El presidente del país, Benigno Aquino, ordenó esta semana que se presentasen cargos administrativos contra varios altos cargos policiales por "incompetencia y negligencia" durante el secuestro.

El secuestrador, el ex policía Rolando Mendoza, expulsado del cuerpo en 2008 por un delito de extorsión, secuestró un autobús con 22 turistas de Hong Kong y tres filipinos el 23 de agosto para forzar a las autoridades a que le readmitiesen en la Policía y revisasen su caso. El suceso transcurrió en un céntrico parque de Manila y acabó a las doce horas con la muerte de ocho turistas y el propio Mendoza.




Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:43 a. m. | Permalink |


0 Comments: