jueves, 13 de septiembre de 2007
La presidenta de Filipinas ofrece una amnistía a los rebeldes comunistas


La presidenta de Filipinas, Gloria Macapagal Arroyo, ha ofrecido una amnistía a los rebeldes comunistas, en un esfuerzo por reanudar las conversaciones de paz, que sufrieron un importante retroceso tras la detención en Países Bajos de un fundador exiliado del Partido Comunista


Arroyo firmó hoy una notificación según la cual cualquier miembro del Partido Comunista o su brazo armado, el Nuevo Ejército del Pueblo, que haya sido detenido, acusado o condenado por actos cometidos en relación a sus creencias políticas puede solicitar la amnistía.

Un portavoz rebelde, Gregorio Rosal, rechazó la medida, considerando que se trata de un "truco del régimen de Arroyo" que será totalmente ignorado y rotundamente rechazado por las fuerzas revolucionarias.

"El programa de amnistía de Arroyo quiere desesperadamente pintar un cuadro de rendiciones en masa de combatientes del Nuevo Ejército del Pueblo, lo que no tiene ninguna base y no se acercará nada a la verdad", dijo.

El consejero de la presidenta para el proceso de paz, Jesús Dureza, aseguró a los medios locales que Arroyo "quiere que el proceso de paz avance". En este sentido, esta semana el Gobierno anunció que destinará 7,2 millones de euros para la integración social de los rebeldes que se rindan.

LaVanguardia.es



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 4:23 p. m. | Permalink |


0 Comments: