martes, 17 de febrero de 2009
La crisis financiera arrastrará al paro a unos 300.000 filipinos en 5 meses



Cerca de 300.000 trabajadores pueden perder su empleo en Filipinas durante los próximos cinco meses a causa del cierre de empresas o recortes de plantilla motivados por la crisis financiera mundial, alertaron hoy fuentes del gobierno.

La cifra de empleos que se prevé desaparecerán fue facilitada por el ministro filipino de Trabajo, Mariano Roque, después de que la pasada semana dijera que sólo en el sector electrónico se pueden registrar hasta 60.000 despidos.

Roque señaló en conferencia de prensa que entre diciembre y enero se produjeron 15.000 despidos, y que otros 19.000 trabajadores faenan de forma temporal en las empresas en las que antes lo hacían los cinco días laborales.

En Filipinas, país poblado por unos 90 millones de habitantes y donde según datos oficiales el desempleo roza el 7 por ciento, la fuerza laboral la integran unos 37 millones de trabajadores.

En respuesta a la perdida de empleos, el Gobierno filipino intenta aumentar la exportación de mano de obra, considerada la principal fuente de ingresos del país.

Unos 12 millones de filipinos trabajan en el extranjero desde donde envían a su país parte del dinero de los salarios que perciben, y que de enero a noviembre de 2008, ascendió, en conjunto, a 15.000 millones de dólares, un 15,1 por ciento más que durante el mismo periodo de 2007.

La pasada semana, el fabricante del sector electrónico, Intel, anunció el cierre de su planta de Filipinas y el despido de 1.800 operarios.

También la empresa Texas Instruments comunicó a las autoridades en diciembre el recorte de 400 puestos de trabajo en su fábrica de Baquio, a unos 230 kilómetros al noroeste de Manila.

El sector electrónico de Filipinas representa en torno al 70 por ciento de las exportaciones del país.



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 9:30 a. m. | Permalink |


0 Comments: