miércoles, 24 de marzo de 2010
Manila, la ciudad de los Centros Comerciales




La capital de Filipinas, Manila, es el paraíso para quienes viajan y tienen las compras como objetivo prioritario. Con la mayor densidad de centros comerciales de Asia, y probablemente del mundo, podría decirse que casi cada cuatro paradas de metro el viajero se encontrará con un inmenso centro comercial, muchos de los cuales permanecen abiertos hasta medianoche durante el período vacacional.

Todos los centros comerciales de Manila ofrecen productos de diseño y artículos occidentales a precios mucho más económicos y podeen una gran variedad de tiendas dedicadas a la artesanía autóctona. Además, el regateo es el sistema tradicional de compra filipino.



En Roxas Boulevard se encuentra el imponente Mall of Asia, un centro comercial que desafía cualquier jornada de compras en cualquier otro lugar del mundo. Un día será insuficiente para conocer todas sus tiendas. Posee un teatro IMAX, un museo de ciencias y un edificio dedicado en exclusiva al entretenimiento, por lo que no sólo se nos invita a comprar, sino a disfrutar del ocio en todas sus vertientes.

La ruta MRT3 podría denominarse la ruta de los centros comerciales. Al menos ocho grandes superficies se reparten por distintas ciudades y poblaciones, como el centro comercial Glorietta, en Makati, una de las ciudades más importantes de Filipinas en cuanto a finanzas y comercio. En Mandaluyong City encontramos el Megamall (su nombre lo dice todo, enorme). Uno de ellos está íntegramente dedicado a la informática: Cyberzone.

En la ciudad de Tiendasitas el gran atractivo es que el turista podrá adquirir gran cantidad de artesanía local, recuerdos y muebles. Entre la artesanía filipina destacan las estatuas talladas, los iconos religiosos y la joyería. Antigüedades y productos de concha, tejidos de fibra de plátano y piña, muebles de bambú, mimbre y madera tallada u objetos de piel de serpiente y cocodrilo son las piezas artesanas más populares.



Y no podemos sino terminar refiriéndonos al Greenhills Shopping Center, donde las tiendas de lujo cohabitan con aquellas que nos ofrecen todo tipo de gangas. Tiene más de 2.000 establecimientos interconectados a través de vías y puentes. Alberga una capilla católica romana y una sala de oración musulmana.


ViajesPasion.com



Etiquetas:

 

Enrique Campoamor a las 10:03 a. m. | Permalink |


0 Comments: